precio

Barril criollo: Neuquén busca volver a discutirlo con Nación

La provincia adelanta pérdidas por $500 millones mensuales si se mantiene el precio del Brent en 37 dólares. Le solicitó una reunión a Darío Martínez.

El ministro de Energía de la provincia, Alejandro Monteiro, informó que el gobierno neuquino le solicitó una reunión al Secretario de Energía, Darío Martínez, para que el gobierno nacional vuelva a aplicar el barril criollo, el precio sostén para el crudo en Argentina. En paralelo, el funcionario adelantó que Neuquén podría perder unos 500 millones de pesos en regalías, de mantenerse el precio actual de u$s 37,20.

Tal como lo adelantó +e, la provincia considera que hay condiciones para que se vuelva a aplicar un precio desacoplado y más alto que el de la cotización internacional, que volvió a experimentar una baja pronunciada en la última semana, al pasar desde la brecha de 40/42 dólares a los 37/37,50 de los últimos días.

En diálogo con LU5, Monteiro explicó que el tema viene motivando conversaciones entre las provincias productoras que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi). "Por otro lado la provincia pidió una reunión con el secretario de Energía, que a poco de asumir había planteado la posibilidad de reinstaurar el precio sostén del crudo", afirmó Monteiro, quien sostuvo que no obstante Martínez "tuvo declaraciones en otro sentido" en los últimos días.

Martínez participó la semana pasada en el Energy, Oil&Gas Summit de la revista Forbes. Allí afirmó que "cuando se dé una tensión más grande" entre refinadores, productoras de petróleo y los planteos de los gobiernos provinciales, Nación analizará qué decisiones adoptar.

En mayo pasado, el gobierno nacional había decretado un precio de 45 dólares para el crudo, ante un pedido de los gobiernos con áreas productoras. Fue en medio del tramo más complicado de la pandemia en materia de recaudación. Esa normativa quedó sin efecto: preveía que si en el mundo el crudo subía por sobre ese precio durante diez días consecutivos, regiría el valor del mercado. Esa condición se dio.

Pero los brotes de coronavirus vuelven a tener un impacto en la cotización internacional: al menos en este tramo del año, los pronósticos de la recuperación de la demanda parecieran indicar que posiblemente esa situación requiera de más tiempo, y en consecuencia el precio volvió a bajar por posibles mayores excedentes que los previstos.

Por lo bajo, el gobierno nacional no descartó durante los dos últimos meses volver a reeditar la medida. El precio en torno a los 40/42 dólares, y los aumentos de naftas autorizados en los tres últimos meses, parecían haberle quitado algo de presión al debate. Sin embargo, la nueva baja del petróleo pone en agenda otra vez el tema, que fue motivo de controversias a principios de año.

En ese entonces, Nación dialogó tres meses con las productoras y las refinadoras, algunas de las cuales se oponían a la aplicación de un barril más alto para Argentina: con el precio planchado de las naftas en ese momento, y sin poder comprar crudo en el exterior, se acotaban más sus márgenes de ganancias.

Ante la falta de acuerdo, el presidente Alberto Fernández zanjó la disputa con un decreto, ante el reclamo de provincias petroleras como Neuquén, en medio de la curva creciente de casos de coronavirus y su impacto en la parálisis económica, como un atenuante ante la pérdida de recursos.

El valor del barril tiene un efecto directo en el cobro de regalías. Para tener una noción, el presupuesto 2021 proyecta que esta fuente de ingresos significará el 31% de la recaudación provincial.

La cuenta que hace Neuquén es que deja de percibir unos 54,6 millones de pesos por cada dólar que baja la cotización internacional, con el tipo de cambio que rige para las regalías que es de $78,32. Los ocho dólares de diferencia de la cotización de hoy arrojan unos 437 millones de pesos mensuales menos, en una producción en torno a los 155 mil barriles como fue la de septiembre.

En esta nota

Comentarios