Minería

¿Qué hay detrás del retraso en el nombramiento de Royón en Minería?

Las internas políticas del Gobierno demoran la llegada Royón, mientras la industria minera pide por interlocutores para negociar la suba de retenciones.

El nuevo Gobierno ya va por su segunda semana y la Secretaría de Minería continúa acéfala. La llegada de Flavia Royón, la ex titular de la cartera energética durante la gestión Massa, está descontada desde hace varias semanas. Sin embargo, las internas políticas demoran la publicación del decreto de nombramiento.

“El PRO está presionando porque quieren a alguien de ellos en ese lugar”, confía a este medio una fuente de primera mano al tanto de las negociaciones. Según pudo saber +e, este intento por frenar el arribo de la salteña no surtirá efecto, ya que de eso depende el acuerdo forjado entre Milei y varios gobernadores del NOA.

De hecho, fue uno de los temas que se trataron en la reunión de este martes entre el presidente y los mandatarios provinciales, según destacaron desde distritos norteños.

Polémica por las retenciones

Desde el sector privado sostienen que “el decreto del nombramiento de Flavia está listo y es muy raro que no salga”, pero el gran problema es que en el mientras tanto no hay interlocutores para poder negociar la suba de retenciones al 15%.

La industria había pedido a todos los candidatos durante la campaña que era fundamental reducir las retenciones para poder dar un salto inversor, reducir la curva de declino de los proyectos maduros de plata y oro y destrabar el potencial del cobre. Ahora, no solamente se enteran que no sucederá eso, sino que más que se triplican los derechos de exportación respecto al 4,5% que regía hasta el momento.

“Prácticamente mató a los proyectos de oro maduros esta retención. Y sin cabeza acá, no sé quién sale a defender esto. Acá no hay nadie”, sostiene uno de los pocos que quedó trabajando en la Secretaría.

Las empresas mineras ven como en otras actividades como la agropecuaria se logró revertir el impuestazo y que se están perdiendo la oportunidad de poder frenar esta medida que, como mínimo, reduciría significativamente los planes de inversión.

A diferencia del campo, el capital de esta industria extractiva puede volcarse hacia muchos otros países que poseen los mismos recursos que la Argentina y compiten por atraer estas inversiones. Es por eso que un salto tan fuerte en los derechos de exportación podría afectar particularmente a los proyectos de cobre que requieren de una gran suma durante muchos años y se repagan a muy largo plazo.

En esta nota

Dejá tu comentario