petróleo

Los motivos que explican la suba del petróleo tras el ataque de Hamas a Israel

El precio del barril de petróleo salta un 4% y se ubica a 88 dólares en el Brent. El temor a una escalada que involucre a Irán en el conflicto.

El ataque de Hamas a Israel le abrió la puerta a un posible ciclo de turbulencias en el mercado de petróleo que disparó los precios un 4% este lunes para cotizar a casi 88 dólares el barril en el caso del Brent.

Como ninguno de los países involucrados en el conflicto de manera directa tienen influencia en la producción de crudo, el temor del sector pasa por una escalada regional que termine afectando a los grandes jugadores del vecindario como Irán y Arabia Saudita.

El primero de ellos tiene un vínculo histórico con la organización terrorista palestina, por lo que se aguarda si la inteligencia israelí y la estadounidense confirman su participación en los atentados, lo que abriría un escenario muy peligroso.

El segundo, en tanto, es el mayor exportador de crudo del mundo y en los últimos días estaba cerca de cerrar un acuerdo con Israel y Estados Unidos que garantizaba el suministro de petróleo y el reconocimiento del Estado de Israel. Sin embargo, el contrataque israelí en la franja de Gaza dificulta la continuidad de estas negociaciones por la exigencia del reino saudí a una solución del conflicto “con dos Estados”.

Lógicamente, el ataque contra algún tipo de infraestructura petrolera que afecte el suministro de crudo sería el peor escenario que pueda imaginarse. A su vez, la interrupción de alguna de las rutas marítimas petroleras es otra de las grandes posibilidades que genera tensión.

Por el estrecho de Ormuz se evacúa gran parte de la producción de Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, los grandes protagonistas del Oil & Gas regional, y cualquier incidente tendría impacto directo en el suministro global.

Algunos analistas del mercado sostienen que el alza también se justifica por la cobertura de inversores que se refugian en el crudo como un seguro que termina exacerbando estos movimientos.

Lo concreto es que el temblor se hizo sentir con fuerza y no sólo logró revertir la tendencia bajista de la semana pasada -la más fuerte desde marzo-, sino que también golpeó a las principales bolsas internacionales.

China descendió 0,03% en su índice Shenzhen y 0,44% en el Shanghái. Madrid bajaba 0,96%, París 0,63%, Italia 0,51%, Londres 0,01% y Frankfurt 0,75%. En los mercados de Nueva York su principal índice, el Dow Jones Industriales, restaba 0,04% y se ubicaba en 33.393,41 puntos; mientras que el índice selectivo S&P 500 descendía 0,37% y el tecnológico Nasdaq perdía 0,59%. Por su parte, la Bolsa de San Pablo en su principal índice, Bovespa, caía 0,27% y se ubicaba en 113.862,67 puntos.

En esta nota

Dejá tu comentario