ley

La Ley de Hidrocarburos vuelve a escena

La baja en la actividad genera que la industria pida la posibilidad de reactivar la ley "cajoneada". La Cuenca del Golfo San Jorge quiere dar el primer paso.

La industria hidrocarburífera atraviesa realidades completamente diferentes en el país. Si bien la Cuenca Neuquina vive un crecimiento acelerado gracias al desarrollo de Vaca Muerta, las demás regiones deben encontrar la manera de seguir produciendo y generar puestos de trabajo. Una de las alternativas para encontrar estabilidad era el proyecto de ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas. La iniciativa fue elaborada por el Gobierno nacional y establecía una hoja de ruta para los próximos años.

Los primeros pasos no fueron muy fáciles. Los actores de la Cuenca del Golfo San Jorge se mostraron en contra de la iniciativa porque dejaban afuera a los yacimientos más longevos y que sufren el declino de su producción. La lucha obtuvo resultados y el convencional logró que se incluyan incentivos para seguir teniendo actividad en sus bloques.

Llegaron las elecciones de medio termino de 2021 y solo significaron malas noticias para el proyecto. Es que mientras el presidente Alberto Fernández y el exministro de Economía, Martín Guzmán, presentaban la propuesta ante los diferentes actores de la industria, los funcionarios que responden a Cristina Fernández de Kirchner presentaron su renuncia por los malos resultados en las PASO. Esto generó la primera crisis institucional de Unión por la Patria -antes Frente de Todos- y que el proyecto sea cajoneado.

La incertidumbre se apoderó de la actividad hidrocarburífera y las empresas pedían reglas claras. La decisión que se tomó fue avanzar con distintos DNUs que permitan impulsar el desarrollo de Vaca Muerta. Un ejemplo que se puede citar es la incorporación de Shell en el Decreto 929, que habilita a exportar el 20% de la producción de crudo y gas sin retenciones y disponer libremente de las divisas generadas por dichas operaciones.

Esta ultima decisión volvió a generar diferencias con otras cuencas productivas. Quien levantó la guardia fue el Golfo San Jorge. El convencional no pasa por su mejor momento. Los equipos cada vez son menos y los trabajadores se debaten entre partir hacia Vaca Muerta, aceptar los retiros voluntarios o ingresar a un sistema que no permite horas extras.

El panorama es difícil, pero la esperanza está puesta en la renovación de las autoridades de Chubut y Santa Cruz más el empuje de los sindicatos.

El objetivo es que el Gobierno nacional retome el proyecto de ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas o que brinde una serie de incentivos para que las operadoras puedan llevar a cabo un plan de perforación que permita aumentar la producción, los equipos de torre y los puestos de trabajo.

En este sentido, el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, Jorge Ávila, adelantó que las autoridades del Golfo San Jorge volverán a la carga para pedir una Ley de Hidrocarburos. “Necesitamos que las empresas se sientan estimuladas y que puedan reducir sus impactos impositivos para que esa plata pueda ser invertida en más producción”, afirmó el dirigente.

Claudio Vidal Santa Cruz Jorge Avila Chubut.jpg

Ávila, Claudio Vidal (su par de Petroleros Privados de Santa Cruz y gobernador electo de Santa Cruz) e Ignacio Torres (gobernador electo de Chubut) coinciden que la industria hidrocarburífera tiene mucho para darle a la región. “Hemos conversado mucho con Nacho Torres para poder unir las mesas e ir a pelear algo entre las dos provincias porque es una sola cuenca, la del Golfo San Jorge. Tenemos que ir a buscar algo que nos ayude y nos dimos cuenta de que la mejor ayuda que podemos tener es una Ley de Hidrocarburos que nos proteja”, consideró.

Los dirigentes quieren igualdad de condiciones entre las cuencas y no aceptarán más diferencias a la hora de exigir respuestas. “Así como en su momento se incentivó para sacar el petróleo de Vaca Muerta, tenemos que buscar mantener el incentivo que necesita la industria petrolera para que saquen nuestro petróleo. Nuestro petróleo sirve para equilibrar (en las refinerías) al petróleo de Neuquén porque es más limpio y cuida al ambiente”, aseguró.

“Y si no necesitan nuestro petróleo, lo que pedimos es que nos dejen exportar. Si nos llegan a decir que no lo necesitan o que no lo quieren, nosotros queremos que abran las exportaciones para que todo lo que generemos lo podamos vender. Y ahí vamos a cambiar el eje del país, de las ciudades y de las provincias”, destacó Ávila.

La Cuenca del Golfo San Jorge armará su mesa para pedir por un nuevo marco regulativo. Está decidida a dar el primer paso para contar con reglas claras que le signifiquen previsibilidad para el futuro cercano.

En esta nota

Dejá tu comentario