YPF

Iguacel apoyó a Iuliano y dijo que YPF tiene que seguir con mayoría estatal

"Es la estructura que más éxito le dio a YPF y la puso entre las diez petroleras del mundo en la época de Estenssoro", dijo el ex secretario de Energía de Macri.

El ex secretario de Energía de Macri, Javier Iguacel, se diferenció de la corriente libertaria y rechazó la privatización de YPF. “Creemos que tiene que quedar con la estructura accionaria que tiene hoy, que fue la estructura accionaria que más éxito le dio a YPF con liderazgos como el de Estenssoro que, en su momento, la pusieron entre las diez petroleras del mundo. Nuestro objetivo es que vuelva a ocupar ese lugar para llevar al país a ser un proveedor mundial de energía”, destacó.

El actual intendente de Capitán Sarmiento que suena como posible titular de la cartera energética o presidente de YPF en una eventual presidencia de Patricia Bullrich, apoyó la gestión de Pablo Iuliano y dijo en una entrevista con Forbes que “es el mejor CEO que podría tener este Gobierno”.

“Es un tipo de carrera, que estuvo en YPF, después estuvo en otra empresa, volvió, sabe del Upstream. Quizás no es del mundo de los negocios de la energía, pero es un tipo que viene del palo, así que no me parece que sea malo, como tampoco me pareció que haya hecho una mala gestión el anterior, Affronti”, destacó, aunque aclaró que su preferencia es que el CEO y la Presidencia estén unificadas.

En cuanto al rol de la petrolera de bandera, Iguacel propuso impulsar nuevas alianzas como las que hizo el kirchnerismo con Chevron o Petronas, pero cuestionó la creación de YPF Litio. “Una compañía petrolera puede asemejarse a una compañía minera, de hecho, hay compañías petroleras mineras. Trabajan geólogos, ingenieros, la lógica de la minería tiene cierta relación con la lógica petrolera. Ahora, la lógica de la transformación industrial hay un montón que lo pueden hacer y vos ves el capital y es finito. Hay que usar ese capital inteligentemente y la capacidad de YPF es hacerlo en producción de energía”, indicó.

En relación al mercado de combustibles, subrayó que de ser Gobierno, Juntos por el Cambio eliminará el barril criollo y adelantó que impulsará una promoción del gas natural en el transporte pesado, en una estrategia que primará por sobre la electromovilidad. “El gas tiene que ser nuestro caballito de batalla”.

Otra de las diferencias con el espacio de Javier Milei fue que defendió la obra pública en sectores que presentan un cuello de botella que hay que resolver a corto plazo como el sistema de gasoductos o las redes de alta tensión.

GASODUCTOS

“Me encantaría decir que vamos a hacer todo con iniciativa privada, pero la realidad es que no va a haber lluvia de inversiones y va a costar generar credibilidad. Y ahí estamos escuchando opciones de la propia industria de cómo se puede hacer con garantías que sean suficientes para que esas obras se hagan. Por lo menos los primeros 4 o 6 años hasta que el sistema empiece a funcionar”, dijo con la particularidad que le cambió el nombre al GPNK por Neuba III.

Para impulsar la exportación de gas, respaldó el proyecto de ley de GNL que se encuentra en el Congreso y afirmó que no es necesario modificar la ley de hidrocarburos para conquistar el mercado regional. En ese sentido, destacó la importancia de la reversión del Gasoducto Norte y puso sobre la mesa una propuesta de construir un polo petroquímico en Córdoba para agregar valor al gas que circula por esa arteria hacia el NOA.

Finalmente, Iguacel cuestionó la ley de zonas frías y adelantó su derogación. “Es un subsidio injusto para toda la Argentina. Es cierto que hace más frío y es cierto que gastás más energía, pero también es cierto que en promedio el sueldo es tres veces superior en la zona fría de la Patagonia respecto de los ingresos del resto de la Argentina, justamente porque es más difícil de vivir”, justificó.

En esta nota

Dejá tu comentario