petroleros

Por gremio, cómo los petroleros acordaron sus sueldos

Neuquén y Chubut firmaron actas diferentes debido a las realidades que tienen las cuencas. Quedan frentes abiertos como la liquidación del aguinaldo.

Los sindicatos petroleros de Neuquén y Chubut firmaron cada uno su acuerdo salarial, tal como fue en el periodo abril-mayo ante el escenario que impuso el COVID-19. Esta vez no todos tienen la misma estructura porque cambian los periodos de vigencia, en algunos casos hay topes salariales o se incluyó la garantía de la asistencia médica para los afiliados a través de las servicios que puede prestar el gremio.

El sector de hidrocarburos se ha considerado como esencial durante la cuarentena obligatoria, y se ha enfrentado a situaciones críticas en medio de la pandemia, por suspensiones laborales y rebajas salariales. Así las organizaciones sindicales avanzaron con acuerdos de reducción salarial para los suspendidos o "stand by" con la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, planteó que la situación es crítica excepcionalmente. Los yacimientos de shale en Vaca Muerta declinaron por el efecto de la baja de actividad, ante la escasez de demanda, y ahora se busca reacomodar al sector hidrocarburífero, en principio con una vuelta de los pozos de gas para satisfacer el consumo del invierno.

Pereyra le confirmó a +e que el acuerdo salarial será por tres meses (junio, julio y agosto) e implica un sueldo básico, el zona, el diferencial de turno (33% más sobre el básico) y una vianda (unos $11 mil). No obstante, habrá un tope salarial de $60 mil para aquellos sueldos que superen esa cifra. Vuelven los aportes de las empresas al gremio para garantizar el sostenimiento de las clínicas, consultorios y farmacias, toda la atención médica al grupo familiar.

El sindicato de los jerárquicos, con Manuel Arévalo al frente, firmó una prórroga del acuerdo salarial por dos meses. Esto quiere decir que será el 60% del neto durante junio y julio, sin tope salarial. "Los petroleros siempre hemos luchado, hemos tenido situaciones graves pero jamás bajamos los brazos. El trabajador petrolero siempre va a salir a cuidar su sustento”, explicó el titular del gremio de los jerárquicos en un contacto con +e.

En Chubut, los petroleros de base que dirige Jorge Ávila firmaron una extensión del acuerdo por 60 días. Esto quiere decir que el mismo esquema de abril y mayo se repite para junio y julio. Los haberes serán de un 60% del neto, con referencia a los percibidos en febrero. Esto mismo firmó el sindicato jerárquico con influencia en Chubut y Santa Cruz, que comanda José Llugdar.

"Esto agrega tranquilidad para la actividad. Se ha hecho un gran esfuerzo para llegar a un acuerdo y quedaron algunas cosas para discutir, porque como siempre son muchos los secretarios generales de todo el país y algunos pidieron otras cosas. Nosotros nos quedamos con el 60% y con transmitirles a los trabajadores la posibilidad de que empiecen a volver a trabajar, que lo más importante", dijo Ávila.

"Cuando vimos que teníamos la gente toda en la casa, debíamos garantizarle el salario porque la actividad privada no se sostiene de otra manera: si uno trabaja cobra y si no trabaja, no cobra. No es que dependemos del Estado ni nada por el estilo. Esto se pelea día a día, momento a momento, es una sumatoria de cosas", sostuvo el dirigente de los jerárquicos del Golfo, José Llugdar.

En la Cuenca Neuquina la actividad shale bajó muy rápido, por las características geológicas de este tipo de rocas y su explotación. Si bien hay una recuperación, no deja de ser magra y envuelta en la misma incertidumbre que tiene toda la economía por el país. Los petroleros de Chubut no bajaron mucho la producción, pero si la actividad, puesto que los pozos convencionales no tienen un declino veloz aunque si un menor rendimiento frente a los pozos horizontales.

Para la Cuenca Neuquina y Chubut quedan dos frentes abiertos: aguinaldos y los retiros voluntarios. Uno implica alcanzar un acuerdo con la CEPH y la CEOPE por el medio aguinaldo, que por estos días hubo conversaciones sin confirmarse aún la resolución. No es secreto que a los petroleros les están ofreciendo importantes sumas como retiro voluntario, a fin de achicar las plantillas, quizás previendo menor actividad pospandemia.

En paralelo, hay se mantienen las videoconferencias con autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación y la Anses para recuperar una vieja resolución que habilitaría jubilaciones pendientes.

Desde Santa Cruz, el gremio de base que comanda Claudio Vidal cerró otro acuerdo. A fines de mayo, cuando estaba por cerrar la Fase 1 del acuerdo que rigió para las demás organizaciones sindicales, puso el gancho por el 60%. Una diferencia es que las empresas depositaron $ 10 mil de aportes sindicales como ingreso para los los afiliados a ese gremio. Resta ahora su postura para esta nueva etapa.

Todavía queda por ver cuál será la decisión de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (FASiPeGyBio) que conduce Pedro Milla. En esta federación todavía están enmarcados los gremios de Mendoza, Tierra del Fuego y la Cuenca Noroeste.

En ese marco, la FASiPeGyBio tuvo una apertura de paritarias para lograr un aumento salarial del 13% en la rama del gas, junto a la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA) y la Cámara Argentina de Fraccionadoras, Almacenadoras, Comercializadoras de Gas Licuado (CAFRAGAS).

En esta nota

Comentarios