petróleo

El barril opera estable en medio de los brotes de COVID-19

El precio del Brent se estabilizó luego de su descenso inicial de este jueves.

El petróleo se estabilizaba el jueves, tras su descenso inicial causado por restricciones al desplazamiento que buscan evitar nuevos brotes de coronavirus y retrasos en la distribución de la vacuna.

Los futuros del Brent cedían 3 centavos a 55,78 dólares por barril, luego de tocar un mínimo de sesión de 55,31 dólares. Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) caían 10 centavos, o un 0,2%, a 52,75 dólares por barril, luego de tocar los 52,22 dólares más temprano.

Los precios del petróleo eran respaldados por datos del miércoles que mostraron un descenso de 10 millones de barriles en los inventarios de crudo de Estados Unidos la semana pasada, que según analistas se debió a un repunte en las exportaciones de crudo y una caída en las importaciones.

Pero la atención está volviendo a la demanda a medida que variantes más contagiosas provocan un aumento de las infecciones por coronavirus. Se espera que una distribución más lenta de las vacunas en Europa y las restricciones de viaje en China limiten el consumo de combustible.

"Cualquier tipo de optimismo relacionado con la demanda permanece en pausa en medio del aumento continuo de nuevos casos de COVID-19 en centros de demanda clave y las restricciones a la movilidad y actividades públicas", dijo la consultora JBC Energy.

Los controles de vacunas más estrictos por parte de la Unión Europea y los retrasos en las entregas de AstraZeneca y Pfizer han ralentizado la distribución de vacunas.

China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, enfrenta un aumento en los casos de coronavirus y busca limitar los viajes a medida que se acerca a lo que normalmente es la temporada de mayor cantidad de desplazamientos del año, las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

El Ministerio de Transporte de China ha pronosticado que la cantidad de viajes que se realizarán aumentará un 15% con respecto al año pasado, en medio de la pandemia, pero que se reducirán un 40% ante las cifras de 2019.

Un dólar fortalecido también pesaba sobre los precios. Los compradores que utilizan otras monedas deben pagar más por el petróleo, que cotiza en dólares, cuando el billete verde sube.

Datos que se conocerán más tarde el jueves probablemente mostrarán que la economía de Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, se contrajo en 2020 a su ritmo más pronunciado desde 1946 debido a la pandemia.

En esta nota

Comentarios