OPEP

El crudo sube ante la definición en EE.UU.

El barril de Brent superó los 43 dólares, aún ante los rebrotes de coronavirus en buena parte de Europa. El futuro de la OPEP y el COVID copan la escena.

Los precios del crudo subían el lunes, en una jornada en la que el barril Brent superaba los 40 dólares, ya que el triunfo de Joe Biden en las elecciones estadounidenses impulsaba el apetito por el riesgo, contrarrestando las preocupaciones por el impacto en la demanda de la pandemia de coronavirus.

El Brent ganaban un 3,99%%, a 43,44 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) mejoraba un 4,14%, a 41,28 dólares el barril.

"Los precios del petróleo subían el lunes beneficiándose de una posición de toma de riesgos y la debilidad del dólar ante el hecho de que Joe Biden se convirtió en presidente electo", dijo Giovanni Staunovo, analista petrolero de UBS.

Los precios del crudo habían bajado ante la presión por las renovadas medidas de confinamientos en Europa con el objetivo de frenar el aumento de casos de COVID-19.

Asimismo, el dólar se debilitaba, tocando un mínimo de 10 semanas e impulsando a las materias primas que cotizan en el billete verde, ya que se vuelven más asequibles para inversores con otras monedas.

Algunos miembros clave de la OPEP temen que las tensiones en la alianza OPEP+ puedan resurgir con Joe Biden como presidente de Estados Unidos, dijeron fuentes cercanas a la organización, citadas por Reuters días atrás.

Biden podría modificar las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con tres miembros de la OPEP: el líder de facto del grupo, Arabia Saudita, y los sancionados Irán y Venezuela, así como con Rusia, un productor clave que no pertenece a la OPEP.

No debe olvidarse que Rusia lidera un grupo de productores de petróleo aliados de la OPEP, un conjunto conocido como OPEP+.

La estricta aplicación de las sanciones de Estados Unidos a Irán y Venezuela ha mantenido millones de barriles de petróleo por día fuera del mercado. Si Biden relaja esas medidas en los próximos años podría producirse un aumento de la producción que dificultaría que la OPEP equilibre la oferta con la demanda.

En esta nota

Comentarios