offshore

El offshore argentino: ¿Un nuevo Vaca Muerta?

La exploración de petróleo y gas en el mar, a la altura de la provincia de Buenos Aires, según el Clúster de Energía de Mar del Plata.

Estados Unidos, Brasil, Noruega y México son países que aparecen en el top 20 de producción de crudo, según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA), y en los que la producción offshore fue clave para convertirse en grandes jugadores globales.

En el top de la EIA, nuestro país ocupa el lugar 28 y quizá ese panorama podría cambiar gracias a la oportunidad de explorar buena parte de la plataforma continental del Mar Argentino y ampliar las posibilidades de descubrir petróleo más allá de Vaca Muerta. De hecho, la exploración offshore le permite al país tener serias chances de incrementar sus reservas.

“En las líneas de estrategias exploratorias de YPF se calculó una producción de 29.000 millones de barriles de petróleo en Vaca Muerta para el período 2010-2019. Y para la exploración offshore se estima 31.000 millones de barriles desde 2023. Es como tener otra Vaca Muerta en el mar. Hoy YPF está produciendo unos 200.000 barriles por día y lo puede duplicar, producir otros 200.000”, dijo Marcelo Guiscardo, presidente del Clúster de Energía de Mar del Plata, en el webinar "El offshore en el Mar Argentino Norte", organizado por el Mercado Electrónico de Gas (MEG).

Guiscardo da un paso más y afirma: “Hay muchas similitudes entre lo que pudo hacer Brasil con el presal y lo que yo creo que puede hacer Argentina. Si ellos en 10 años pudieron incrementar su producción en 1 millón de barriles por día, eso es lo que yo creo que puede hacer nuestro país”.

“Mover a toda la economía del país”

Mientras la producción onshore en la Argentina está vinculada en su mayoría al consumo interno, la exploración de petróleo offshore en el Mar Argentino tiene una perspectiva exportadora. Con esta ventana que se abre en la plataforma continental, el país podría sumar producción petrolera, incorporar divisas y, en un mundo con problemas energéticos, convertirse en uno de los jugadores fuertes en el mapa energético global.

“Estos proyectos pueden mover a toda la economía del país. El petróleo se acaba a ser exportado. Cuando hablas de exportar y todo eso significan dólares que van a entrar. Estamos esperando que el Argerich x-1 comience a perforarse en marzo o abril del año que viene”, señaló Guiscardo.

“Las áreas que estamos hablando van de la Bahía de Samborombón hasta Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la provincia de Buenos Aires. El llamado a licitación para la exploración offshore abarca una superficie de 225.000 km2 y la superficie adjudicada llega a los 94.834 km2, hay 38 áreas ofrecidas y 14 adjudicadas”, aseguró el empresario de Mar del Plata como quien hace un racconto de datos alentadores.

Este optimista horizonte productivo comenzó a gestarse a mediados del año pasado cuando el Ministerio de Ambiente realizó la primera audiencia pública para otorgar los permisos para la prospección sísmica 2D y 3D. El 30 de diciembre, esa cartera aprobó el estudio de impacto ambiental para que la estatal noruega Equinor realice la sísmica 3D en los bloques 100, 108 y 114 junto con YPF, a más de 300 kilómetros de la costa bonaerense.

“Se han hecho casi 400.000 kms de sísmica 2D y 29.000 kms 2 de 3D, se han perforado 118 pozos exploratorios en toda la costa”, agregó el ejecutivo en relación a los estudios que se llevaron a cabo para saber si hay petróleo a 4.000 metros de profundidad bajo el mar.

Y todo parece indicar que los estudios arrojaron resultados promisorios. “Es muy importante tener a todas las empresas operadoras que están en Argentina -menos Chevron- abocadas a producir petróleo en nuestros mares. Lo mismo para las empresas de servicios, las principales del mundo están involucradas en operaciones en la zona. Cuando uno está mirando las chances de salir adelante, tenemos a los mejores jugadores del mundo”, aseguró el ejecutivo en el webinar del MEG.

En esta nota

Comentarios