Laguna de Piedra

Laguna de Piedra, el área de la discordia

La concesión está en manos de Crown Point, pero no hay actividad porque involucra una reserva protegida.

Una de las áreas en exploración del mapa petrolero de Río Negro es Laguna de Piedra, ubicada en las afueras de General Roca. En manos de la canadiense Crown Point, sigue paralizada y sin consenso social para su explotación. Aunque la Provincia entienda que puede ser un aporte más a su organigrama energético, el Municipio y asociaciones ambientales pusieron freno a cualquier actividad.

Esta postura se sustenta en que esta superficie, de unos 1000 km2, implica un área protegida de la ciudad donde se desarrollan múltiples actividades sociales y deportivas, y que es un emergente faro turístico.

En la Secretaría de Hidrocarburos de Río Negro se empieza a analizar si no es posible, 14 años después de la licitación, lejos de la zona turística, avanzar en la extracción. “Al menos es un debate que se podría dar”, repiten fuentes del sector, sobre uno de los casos emblemáticos que atravesó a la opinión pública rionegrina.

La historia de la concesión comenzó en 2006, cuando el por entonces gobernador Miguel Saiz abrió el juego de las licitaciones. La surcoreana Golden Oil Corporation se adjudicó el territorio que linda con el río Negro, a unos kilómetros de Roca, con la promesa de inversiones cercanas a los 7,5 millones de dólares. Cuando esta decisión se oficializó, empezaron los cortocircuitos entre la Provincia, gobernada por el radicalismo aquellos años, y la Municipalidad, entonces bajo la conducción del peronista Carlos Soria.

Tareas realizadas

Con el tema instalado en la agenda política y ambiental, se habilitó –con varias restricciones– la etapa exploratoria. Mientras los estudios avanzaban, la tensión política iba en aumento. Ya en 2008, se efectivizaron los informes de sísmica bajo la responsabilidad de la empresa Western Greco, que abarcó algo más de 250 kilómetros cuadrados. Desde entonces, se paralizó todo tipo de actividad.

Según confiaron fuentes de la comuna a +e, el último registro en los archivos sobre Laguna de Piedra certifican la confirmación de la exploración del área.

En ese momento, funcionarios locales comunicaron a Golden Oil Corporation que debía cumplir con las exigencias necesarias, como circular por las rutas limitadas (en esa zona atraviesan el valle la rutas provinciales 6 y 7) y picadas existentes, sin posibilidades de desarrollar nuevos caminos.

Las autoridades provinciales y representantes de la firma asiática se dieron cuenta que no se podía pensar en una próxima instancia por los escollos que se presentaban. Los funcionarios de Soria padre, en cada encuentro, hacían valer la ordenanza que creó el área protegida (2583/97) y la ley provincial que la respaldaba.

Lo mismo sucedió a nivel provincial, cuando la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ratificó la potestad de Roca ante las posibilidades de extraer gas y petróleo en su ejido.

Sobre este tema, fuentes del área energética rionegrina describieron a Laguna de Piedra como un “área más” pero reconocen la posibilidad de abrir el debate. “Todo sigue en stand by”, admite una voz autorizada del sector. La hoja de ruta demuestra que la cartera de Medioambiente suspendió el permiso, la empresa recurrió la resolución administrativa y la actividad se paralizó.

¿Se puede reflotar?

Por estos días, la adjudicataria no paga canon de superficie y funciona como un área vacante. Por eso, funcionarios ya hablan de volver a analizar la situación, aunque entienden que la postura de la comuna es inamovible. Creen que puede acotarse la superficie llevando la exploración lejos de Paso Córdova, con dirección a la Línea Sur.

Otro de los factores que detiene cualquier avance es la falta de señales de concretar una inversión por parte de la empresa. “No podemos discutir nada si esto sigue igual. Ellos hubieran judicializado todo”, advierten desde la provincia.

Este suplemento buscó comunicarse con representantes de Crown, que tiene fuerte actividad en la cuenca de Tierra del Fuego y en Mendoza, pero no hubo respuestas.

WhatsApp Image 2021-11-12 at 5.12.13 PM.jpg

> La resistencia de General Roca

La resistencia a la explotación de hidrocarburos por parte del municipio de General Roca se sustenta en la protección de la fauna y la flora de un sector emblemático para los habitantes de la ciudad. Esta región, que depende del Municipio, es parte de una reserva natural creada por legislación local.

Entre las justificaciones de la creación de la normativa, a finales de los años 90, se afirmó que dentro del ejido roquense -al sur del río Negro- se desarrollan diversas actividades. Un punto clave es que las características del lugar demandan acciones para preservar las condiciones ambientales lindantes al curso del agua.

Además de ser el punto de encuentro de un importante proyecto de eco turismo, con presencia del Estado, empresas y diversas organizaciones, Paso Córdova se transformó en un reducto estratégico para la comuna.

Ante tal escenario, la provincia no tuvo oportunidad de avanzar en la explotación de gas y petróleo en lo que conforma Laguna de Piedra.

En esta nota

Comentarios