industrialización

"Necesitamos que la producción se convierta en industrialización"

Así lo señaló Roberto Enriquez, presidente de ADINEU. "Necesitamos que una parte del valor que le sacamos a la tierra vuelva para potenciar la industria", dijo.

Por estos días el escenario hidrocarburífero nacional y neuquino parece invitar a un cierto optimismo en el mediano o largo plazo. Todos los actores con injerencia en Vaca Muerta no pierden oportunidad para hablar del enorme potencial de la cuenca que puede traducirse no sólo en crecientes saldos exportables, sino también en una mayor capacidad interna de industrialización.

En este contexto, Roberto Enríquez, titular de la Asociación de Industriales de Neuquén (Adineu), puso el foco en la necesidad de planificación del desarrollo de Vaca Muerta, de consensos y de cuestiones que hacen al federalismo y la propiedad de los recursos naturales.

“Está la intención de desarrollar a Neuquén en función del potencial energético que tiene y eso es algo que tenemos que empezar a plantearnos. Es algo que todos estamos viendo superficialmente, pero es tremendamente mayor y tenemos que estar preparados para lo que viene”, dijo Enriquez introduciendo su visión de los días que vienen.

En el marco de la celebración del Día de la Industria, Enriquez señaló: “Estamos en el inicio de la explotación. Actualmente estamos en el 5 o 6% de desarrollo (de Vaca Muerta). Tenemos un futuro increíble pero lo tenemos que trabajar y lo tenemos que hacer todos juntos, los empresarios, el gobierno, los trabajadores". En diálogo con Realidad Económica (LU5), dijo: “Creo que nos tenemos que sentar ante una mesa y plantear cada uno, desde su lugar, cómo queremos llevar esto adelante”.

“Tenemos todo el derecho a pelear y lo vamos a hacer”

En este contexto, la duda es si cómo se llegará adelante ese desarrollo masivo se definirá localmente o si estará centralizado en Buenos Aires. Ante esta cuestión, Enriquez opinó: “No se decide todo en Buenos Aires, no es tan así. Y si fuera así, creo que tenemos todo el derecho a pelear y lo vamos a hacer. Y esto no es para confrontar sino para que se entienda que los neuquinos necesitamos que esta extracción se convierta en industrialización y que, en buena parte, sea local”.

“Siempre digo que si hoy sacamos una foto, esta foto ya la vimos cuando hace un par de años estuvimos 23 días pasados, tuvimos el dólar a -5 y eso nos hizo ver que Neuquén se parara. No podemos seguir con la idea de ‘sacarnos todo, nos llevamos todo y acá no queda nada’”, agregó.

La industrialización, objetivo clave

“Nosotros no tenemos una industria sustentable y cuando el petróleo se termine -porque va a ocurrir- y el gas se termine -porque va a ocurrir-, nosotros necesitamos que una parte del valor que le sacamos a nuestra tierra quede acá. Eso necesitamos construirlo entre todos todos, ese debe ser el objetivo”, dijo Enriquez.

En diálogo con LU5, agregó que “tenemos que trabajar entre todos porque no tiene sentido que estemos alegres 10 años y después nos quedemos sin nada. Recordemos lo que nos pasó con Loma La Lata. Se trató de un hito claro en el que todo se fue para Bahía Blanca, para Buenos Aires, para Rosario y acá prácticamente no quedó nada, salvo algunas regalías”.

“Neuquén no tiene industrias, más que unas pocas. Y el gran potencial es fantástico, necesitamos que una parte del valor que le sacamos a la tierra vuelva para potenciar la industria que existe, para desarrollar nuevas. Y para eso se necesita un plan”, señaló.

Para terminar, dijo: “Nos vamos a sentar con la UIA (Unión Industrial Argentina) porque ellos tienen buenas ideas y nos vamos a sentar a ver cómo se pueden implementar esas buenas ideas en Neuquén para adaptarlas a nuestra sociedad”.

En esta nota

Comentarios