Iguacel

"Es increíble que hoy tengamos que importar por desidia del gobierno"

El ex secretario de Energía y actual intendente de Capitán Sarmiento apuntó contra la política energética del oficialismo.

“Tenemos un potencial enorme, principalmente por la riqueza del subsuelo neuquino, de ser un país que se sienta en la mesa de los que negocian la energía en el mundo. Podemos ser un país que esté entre los 10 mayores exportadores de petróleo y entre los 5 de gas. Hay para explotar 200 años”, dijo el ex secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel, horas antes de dar la conferencia “Desafío XXI: Argentina energética” en Neuquén.

En una extensa y profunda charla con Realidad Económica (LU5), el ex funcionario y actual intendente de Capitán Sarmiento (Buenos Aires), repasó la gestión macrista y la actual, habló de su vida en Rincón de los Sauces y de cómo se decidió a entrar al mundo de la gestión pública tras 20 años de experiencia en el sector privado: “Estuve a cargo de Venezuela y vi todo el proceso de decadencia, vi el desastre en el que se había convertido el país rico que un populismo avasallador, violento y autoritario destruyó”.

¿En qué falla la política energética en la actual administración nacional?

No hay política energética. No es que hay una falla porque tenga algún error; no hay. El actual secretario de Energía (Darío Martínez) no sabe nada de energía, el presidente de YPF menos. Lamentablemente no hay conducción en la política energética. Piensen que con riqueza que tiene Argentina, sobre todo Neuquén, en tres años a partir de la explotación del shale de Vaca Muerta, del acuerdo que se hizo con los gremios, el potencial desarrollado por las empresas, la Nación, las provincias y los trabajadores pasamos de ser exportadores a importadores… Yo mismo pude, abriendo la válvula con el Presidente (Sebastián) Piñera en Chile, comenzar a venderle gas a ese país. Despedimos el gas que se importaba en Bahía Blanca con Mauricio Macri y dos años después estamos importando otra vez, con escasez de dólares…

¿Y entonces?

Y lamentablemente, por ignorancia y maldad porque el gasoducto estaba diseñado y listo para licitar con el pliego terminado y solo tendrían que haber dado continuidad a una política de Estado lógica y seguir con actividades que no tienen que ver con la política partidaria sino con el desarrollo, en este caso de Neuquén, pero de la Argentina toda. En definitiva, el gasoducto le sirve a todos y ya estaría terminado. En vez de eso estamos discutiendo sobre quién coimeó a quién en el gobierno nacional… y con un invierno de importaciones se pagaba. Es increíble pero así estamos.

¿Por qué cree que el gobierno no lo hizo de esa forma?

Porque arrancaste con ideología, llamándolo Néstor Kirchner y la verdad es que lo único que hicieron fue bautizar a algo que no arrancó.

¿Cómo se iba a llamar?

No iba a tener nombre, los gasoductos no tienen nombre. Si le querés poner un nombre podés elegir a alguien que haya hecho algo por la energía como (José) Estenssoro, pero en definitiva el nombre no es importante sino que se construya y estuvimos dos años parados cuando estaba todo listo para hacerse y era con capitales privados, el Estado no tenía que poner ni un peso… la inversión estaba, habíamos abierto el crédito en Estados Unidos, el crédito local, estaba todo listo y no se hizo. La verdad es que es difícil de entender.

Hoy el presidente dijo que el faltante de gasoil era por el crecimiento. ¿Qué opina de esta explicación?

Nada, es ridícula y viene de un presidente al que ya no se le puede creer nada. Nos mintió en la cara cuando nos mandaba a encerrar y hacía fiestas, no aceptó vacunas que íbamos a tener a mitad de precio porque se habían hecho los ensayos y no las aceptó por ideología cuando estaba muriendo la gente… ¿Qué se puede creer? Nada, eso que dijo hoy es mentira. Todo el mundo sabe que en la Argentina con más de 40% de pobreza nada dice que estemos creciendo. Pero aún si estuviéramos creciendo, si estuviera funcionando la economía, se importa y punto. El tema es que no hay un solo dólar, producto del desastre macroeconómico, para importar lo que hace falta. En estos dos años de kirchnerismo se reguló mal la economía energética y no se invirtió en las refinerías para sacarle el azufre al gasoil. Entonces, tenés que importarlo y no se puede comprar porque no hay dólares; y si se comprara, el precio al que el gobierno quiere que se venda no es el precio que se importa y, ¿quién va a querer traerlo perdiendo plata? Ahora YPF dice que va a traer y es todo sanata.

Antes, en la gestión de Macri, ¿se importaba?

Si, pero en ese tiempo se inauguró la única refinería que hoy puede sacar el azufre. Si hubiéramos seguido con esa política, el resto hubiera seguido los mismos pasos y hoy, no digo que todo hubiera estado terminado, pero estaríamos en el proceso. Se importaba y este tema de las refinerías recién estaba arrancando porque recién estábamos volviendo a tener una política energética normal pero se importaba y no había ningún problema de desabastecimiento. Logramos tener una balanza equilibrada porque entre lo que se exportaba de gas, de petróleo y de nafta era equilibrado con lo que se importaba de gasoil. Pasamos de un déficit de 7 mil millones de dólares a equilibrio en la balanza energética y a esta altura estaríamos exportando a enormes cantidades.

Porque el recurso está…

Nosotros tenemos un potencial enorme, principalmente por la riqueza del subsuelo neuquino, de ser un país que se sienta en la mesa de los que negocian la energía en el mundo, como lo hacemos con los alimentos. Podemos ser un país que esté entre los 10 mayores exportadores de petróleo o combustibles, si se hacen las refinerías, y entre los 5 de gas de todo el mundo. Hay para explotar 200 años. Me recibí en el 98, tengo más años de actividad privada que pública, experiencia de 20 años, viví en Rincón de los Sauces cuando todavía se llegaba por ripio desde Añelo, mi hijo es neuquino, y en ese momento no pensábamos que teníamos la riqueza que tenemos, ni en nuestros sueños pensábamos que Argentina podía ser exportador de estos volúmenes que estamos hablando. Con el tiempo y a partir de la explotación del shale, podemos decirlo y ya nadie lo duda. Allá por 2012 recuerdo que yo tenía a cargo la unidad de negocios de Vaca Muerta y todavía no era rentable, hicimos los primeros pozos horizontales, se trabajó un montón, se hicieron desarrollos tecnológicos tremendos y hoy no hay ninguna duda de la capacidad productiva que tienen. Los yacimientos tienen producción igual o mayor a los mejores pronósticos de ese momento a menor costo del que se estimaba. La verdad es que es increíble que hoy tengamos que importar por desidia del gobierno.

Habiendo tenido tanta experiencia en el sector privado, ¿por qué se metió en el mundo de la actividad pública?

Porque entre otras cosas, estuve a cargo de Venezuela y vi todo el proceso de decadencia, vi el desastre en el que se había convertido el país rico, sano, alegre… Era un país con problemas pero con recursos para resolverlos y que con un populismo avasallador, violento y autoritario destruyeron un país… La verdad es que me dije: tengo dos opciones, me voy o trato de poner mi granito de arena para hacer un cambio.

En esta nota

Comentarios