gas

Vaca Muerta: Martínez tendrá una cumbre con Brasil

El secretario de Energía de la Nación se entrevistará con el ministro del área del vecino país por la "planificación binancional energética".

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, tendrá la semana próxima una videoconferencia con el ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque. De este modo, se busca "recuperar las reuniones de planificación binacional energética", de acuerdo al lo que pudo saber +e.

La posibilidad se desprende del encuentro que mantuvo ayer el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, con el propio Albuquerque.

Durante la reunión de casi una hora en las oficinas del ministerio, se trataron temas vinculados a la integración energética bilateral. En ese sentido, Albuquerque le expresó a Scioli que "la relación entre Argentina y Brasil trasciende a los gobiernos", según informó en un comunicado la secretaría de Energía.

Albuquerque se mostró dispuesto a trabajar para crear las condiciones para que el mercado brasileño pueda abastecerse de gas de Vaca Muerta, informó la secretaría.

Otro de los puntos principales de la integración es el rol del INVAP. Scioli le pidió al ministro el apoyo para que se pueda firmar el contrato que convertirá al organismo argentino en uno de los constructores del Reactor Multipropósito Brasileño (RMB), que ayudará a la innovación científica.

En su agenda de encuentros con los miembros del gabinete de Bolsonaro, en los próximos días Scioli se reunirá con el Vicepresidente brasileño Hamilton Mourão y el Ministro de Gabinete de Seguridad Augusto Heleno.

La opción brasileña para el shale gas

El gas producido en los yacimientos no convencionales podrían dar respuestas a la demandad del sur del país. De hecho, a principios de año el ministro de Economía de Brasil Paulo Guedes se había manifestado en ese sentido en la cumbre de Davos, a principios de año, en otro escenario internacional, algo en lo que había coincidido con el presidente de YPF, Guillermo Nielsen.

Al respecto de Brasil, recientemente la empresa SAESA adquirió la central térmica Uruguaiana, en Rio Grande Do Sul, para poner un pie en un mercado enorme y abrirle una puerta al shale gas neuquino. Esa central es capaz de utilizar hasta 2,5 MMm3/d de gas. La extensión del gasoducto hasta Porto Alegre podrían ampliar ese número a 10 MMm3/d.

Al mismo tiempo, hay planes para ampliaciones de infraestructura que permitirían llevar más gas de Neuquén hacia el norte para llegar, también, a la zona sur de Brasil. Esto ocurre en momentos en que la potencia sudamericana no tiene certezas definitivas sobre el abastecimiento que podrá ofrecerle Bolivia, de donde toma buena parte de su demanda del fluido.

Para Argentina llevar gas al vecino país podría ser una opción. En un primer momento para evacuar excedentes durante los ocho meses del año donde el país baja su consumo interno, o bien para un horizonte de producción si es que logra incrementar su oferta a partir de convenios de exportación, algo que tiene en los avatares económicos y políticos del país una variable determinante.

En esta nota

Comentarios