gas

Petroleros: una semana clave luego del acuerdo salarial

Son horas cruciales para tener un panorama más claro de los niveles de actividad que podrá alcanzar Vaca Muerta en los próximos meses. El gas entra en escena.

El acuerdo salarial para miles de trabajadores de la Cuenca Neuquina es una pieza central para saber qué puede ocurrir con los niveles de actividad en Vaca Muerta. Pero es solo una parte del contexto necesario para la incorporación de más petroleros a las áreas productoras. Hay definiciones políticas que el gobierno nacional ajusta por estas horas. Todo indica que se anunciarán esta semana. Se trata del Plan Gas 4, el precio estímulo para la producción, que será vital para seguir incorporando equipos y personal en los yacimientos del shale en Neuquén.

¿Por qué? Básicamente porque será una señal de precios con un aporte económico del Estado argentino para compensar la caída del valor del gas en boca de pozo, un valor que se desmoronó en el último año y dejó de ser atrayente para las empresas.

Este aporte del Estado apunta a ser un estímulo que complementará el valor actual del mercado. Se especula con que el nuevo precio se encontrará por encima de los 3,40 dólares por cada millón de BTU, cuando en las subastas que se realizaron en los últimos meses se comercializó a casi un dólar por debajo de ese precio.

El gobierno nacional había propuesto que unos 70 millones de metros cúbicos del total de la producción nacional tuvieran ese beneficio. El grueso de esa producción saldrá de Neuquén. Al menos es lo que se había prefijado durante las negociaciones que se llevaron adelante con las empresas productoras durante los últimos tres meses.

El plan estaba a un paso de ser anunciado cuando la secretaría de Energía, hoy conducida por Darío Martínez, fue traspasada a la órbita del ministerio de Energía de la Nación. Las fuentes nacionales informaron desde entonces que el Estado buscó “armonizar” el proyecto con la disponibilidad de fondos con los que cuenta Argentina en el actual contexto de crisis.

El presupuesto nacional reservó un total de 20 mil millones de pesos para el 2021 destinados a ofrecer mejores condiciones para el precio del gas, una variable central en el nivel de inversiones que pueda recibir el país en este segmento.

Martínez dijo la semana pasada que el anuncio es inminente y que sería realizado en los próximos días. El plan oficial prevé que el presidente Alberto Fernández sea el encargado de dar a conocer los nuevos términos para el sector.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, señaló este lunes que las empresas están esperando el nuevo precio estímulo como señal de una posible reactivación del sector. Hasta este momento la falta de un acuerdo salarial era el principal impedimento para retomar la senda de un escenario que permitiera más actividad.

Tal como lo adelantó +e, hay unos 9000 trabajadores del sector petrolero que están en sus casas percibiendo sueldos parciales. Es el acuerdo al que arribaron los gremios para quienes, por los bajos niveles de actividad y las restricciones impuestas por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), no pueden volver todavía a las áreas productoras. El nuevo Plan Gas podría reservar para ellos la chance de retomar sus puestos, si finalmente las petroleras aceptan la propuesta del gobierno y creen que hay condiciones para invertir en el segmento.

El repunte de la actividad, en la previa del Plan Gas 4, está sólo atado a los niveles de producción de crudo en todas la cuencas del país. La baja en el consumo de combustibles implicó que las empresas se dedicaran a garantizar el petróleo necesario para este segmento del consumo y explorar salidas al exterior, como las que consiguieron en julio.

Ante el declino de la producción de gas, por la falta de inversión, Argentina necesita garantías para la demanda del 2021. Las nuevas perforaciones que podrían concretarse por las nuevas condiciones del precio apuntan a dar certezas para la provisión del año próximo. Tendrán como impacto adicional una mejora en los niveles de actividad, esto es, la necesidad de sumar más dotaciones de trabajadores, por eso el plan genera expectativa entre miles de trabajadores del sector.

En esta nota

Comentarios