Fracking

El equipo que puede cambiar el fracking

QM Equipment comenzará a probar una bomba de fractura de 5 mil HP impulsada a gas en los yacimientos de Vaca Muerta. La innovación a pedir del fracking.

Eficiencia es una palabra clave en Vaca Muerta. Las empresas buscan constantemente una mejora en sus equipos para aumentar su productividad y reducir las emisiones de carbono. QM Equipment parece haber encontrado una alternativa a estos requisitos con su bomba de fractura de 5 mil HP impulsada a gas. El proyecto será probado en los próximos días en los yacimientos de Vaca Muerta y promete cambiar el futuro del fracking.

Los especialistas de la firma proyectan que el equipo permitirá reducir los 200 millones de litros de gasoil que se utilizan por año en servicios de fractura en el no convencional. Otro punto positivo es que reduciría la cantidad de equipos en los yacimientos ya que se achicarían la cantidad de bombas requeridas por los sets de fractura.

La construcción de este prototipo comenzó como una apuesta al futuro. La firma marplatense se caracteriza por estar un paso adelante de las necesidades del mercado. Un ejemplo de esa visión es la elaboración de una bomba de 3 mil HP hace cinco años atrás. Si bien no se encontraban compradores, la empresa logró vender seis unidades. En la actualidad, se está construyendo un set de fractura con esas bombas.

“Siempre estamos tratando de estar al frente de la nueva tecnología”, sostuvo Marcelo Guiscardo, integrante de QM Equipment y presidente del Clúster de Energía de Mar del Plata, en diálogo con +e.

Fracking Sismos _ 2.jpg

Un diseño nuevo

La bomba de fractura de 5 mil HP impulsada a gas es un proyecto nuevo y todavía no está definido el diseño final. “Es un desarrollo relativamente nuevo que todavía tiene sus cuestionamientos porque no está completamente definido. No hay una forma específica de cómo hacerlo y nosotros tenemos un diseño que esperamos que sea bueno, pero que hasta que no lo probemos en el campo no lo vamos a saber. Nosotros creemos que sí funcionará”, aseguró Guiscardo.

Los técnicos de QM Equipment realizaron pruebas de la turbina y la bomba por separado, como también se llevó a cabo el testeo de la parte de los comandos eléctricos. La prueba final del equipo no se ha podido hacer debido a que la compañía no consiguió gas. Sin embargo, estiman que el ensayo será antes de fin de mes y, si los resultados son positivos, trabajará con carga plena durante un año en Vaca Muerta.

El proyecto genera expectativas en el no convencional. Hay varias compañías interesadas en probar el prototipo. “Todavía no sabemos bien en qué yacimiento se probará, pero hay varias compañías que se lo quieren llevar. Estamos definiendo todos los detalles”, subrayó y destacó que Eco2Power es el comprador del equipo y será quien decida donde se probará.

“Esto comenzó como una apuesta al futuro. Yo lo llamo como el futuro del fracking, porque una vez que se consolide este sistema, será muy raro que se vuelvan a construir los equipos que funcionan a gasoil”, afirmó.

El nuevo sistema es una tentación para las empresas hidrocarburíferas, pero en la firma marplatense ya avizoran algunos problemas en su fabricación: las importaciones. “Este modelo en el que estamos trabajando usa bombas de 5 mil HP, que no cuentan con una gran disponibilidad en el mercado porque es algo relativamente nuevo. Entonces, cuando nosotros hacemos un pedido de bombas lo hacemos de a 10. Esa cantidad puede llegar a tardar 6 meses porque es una combinación del tiempo que tarda el fabricante del equipo y la capacidad que tenemos para que nos autoricen la entrada del equipamiento más todo el tema de los dólares”, detalló.

Fracking en Vaca Muerta.jpg

El futuro

En QM Equipment ponderan su rol en Vaca Muerta. Guiscardo destacó que de los 600 mil HP que hay en Vaca Muerta, Mar del Plata ha construido 200 mil HP y en lo que va del año ha construido 70 mil HP. “Si Vaca Muerta requiera otros 200 mil HP lo podemos hacer en un año”, afirmó el empresario.

La compañía puede abastecer a la industria hidrocarburífera y se encuentra lista para comenzar a producir equipamiento. “Estamos preparados para construir un set de fractura de 50 mil HP, que serían 10 bombas de 5 mil HP para que cuando las empresas lo necesiten”, consideró.

La proyección que hacen desde la firma marplatense es que, si el pedido se hiciera por estos días, el set de fractura estaría listo para el primer trimestre del año que viene. “Todo depende de cuánto tarde en llegar las partes, pero en este momento, como ya tenemos listas las turbinas listas y todo lo demás, en seis meses podemos hacer un set de 10 equipos”, aseguró el también presidente del Clúster de Energía de Mar del Plata y agregó: “Si Vaca Muerta necesita bombas para el 2024, nosotros estamos listos para entregarles 50 mil HP”.

La importación de insumos es importante para la construcción de estos equipos, pero cuenta con el apoyo de la industria local. “Dependiendo del tipo de equipamiento que estamos construyendo, el porcentaje que tenés que traer de afuera varía entre el 30 al 60 por ciento. El resto se hace todo acá”, subrayó.

“Cada elemento tiene su tiempo. Por ejemplo, un motor de Caterpillar te puede tardar nueve meses en llegar. Otra marca puede tardar un poco menos o más. Tiene mucho que ver con quién es el fabricante del motor y cuanta capacidad tiene”, describió Guiscardo.

“Los cuellos de botella son cantos de sirena”

Marcelo Guiscardo sostuvo que el país puede abastecer de sets de fracturas a la industria, pero que las compañías prefieren importar "maquinaria obsoleta".

El presidente del Clúster de Energía de Mar del Plata sostuvo: “no hay ningún problema de cuello de botella, hay un problema de inversión. Nosotros no podemos construir las cosas que no nos compren”.

“Lo de los cuellos de botella son cantos de sirena que algunas compañías les gusta hacer para traer equipos obsoletos y viejos de Estados Unidos, que ya no lo pueden usar allá y los quieren usar acá en Argentina. Esa es la realidad”, afirmó el empresario.

En esta nota

Dejá tu comentario