Fénix

Fénix declarado de interés patagónico

El Parlamento Patagónico y las Cámaras de Diputados de Santa Cruz y Tierra del Fuego ponderaron el proyecto Fénix. El offshore avanza a paso firme.

A 60 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego se instalará el proyecto Fénix. La iniciativa es llevada a cabo por el consorcio conformado por TotalEnergies, Wintershall Dea y Pan American Energy (PAE) y despierta grandes expectativas en la región. El Parlamento Patagónico y las Cámaras de Diputados de Santa Cruz y Tierra del Fuego ponderaron el potencial del proyecto.

Fénix tiene previsto entrar a producción para finales de 2024 y generaría una producción de 10 millones de metros cúbicos día, que representaría el 8% de la producción total y significaría casi 100 millones de dólares para el país. También implicaría un importante crecimiento en la producción de Tierra del Fuego, que actualmente produce cerca de los 18 millones de metros cúbicos día.

La primera en aprobar la declaración de interés provincial fue Tierra del Fuego y continuó el Parlamento Patagónico. La Cámara de Diputados de Santa Cruz fue la última en destacar la iniciativa offshore.

La construcción de la plataforma está a cargo de Rosetti Marino y el contrato implica la elaboración de la ingeniería, adquisición, construcción y puesta en marcha (EPCC) de una plataforma compuesta por un topside, jacket y pilotes de cimentación. Además, tendrá un peso total de más de 4.000 toneladas y se instalará a una profundidad de unos 70 metros.

La empresa italiana ha dicho que las actividades de diseño están en marcha en sus oficinas de Milán y que la construcción comenzará en breve en el astillero Piomboni, situado en el puerto de Rávena. El astillero se dedica principalmente a la fabricación de plataformas en alta mar y complejas estructuras de acero de gran tamaño. La entrega está prevista para noviembre de 2023 y la puesta en marcha de la producción tendrá lugar a finales de 2024.

Los tubos de acero para el proyecto serán suministrados por Corinth Pipeworks y se fabricarán en las instalaciones de la empresa en Thisvi (Grecia).

Se estima que los trabajos de instalación comenzarán en 2023 por lo que la cuestión logística no puede ser dejada al aza. Las autoridades estiman que se necesitan más de 10 embarcaciones para instalar la plataforma y el desafío está en sortear la falta de disponibilidades de los equipos.

La plataforma es similar a la que tiene TotalEnergies en la región. La estructura tendrá un costo de 700 millones de dólares y se conectará con Vega Pléyade a través de 35 kilómetros de ducto submarino para que ambos yacimientos puedan producir y optimizar costos. El gas producido será procesado y acondicionado en la planta de río Cullen y luego ingresará al Gasoducto San Martín.

En total se perforarán tres pozos horizontales: uno de mil metros de profundidad y otro dos de 2500 metros de extensión total. Esta operatoria que luego será completamente automatizada en la plataforma y monitoreada desde tierra.

Fénix forma parte de la concesión CMA-1 compuesto por cuatro yacimientos de gas: Cañadón Alfa, Aries, Carina y Vega Pléyade. En la actualidad, de allí se produce el 16% de la demanda de gas natural de Argentina.

El 18 de abril de 2022, las autoridades nacionales otorgaron a la concesión CMA-1, incluyendo Fénix, una prórroga por 10 años hasta el 30 de abril de 2041. Como nuevo proyecto gasífero en Tierra del Fuego, las autoridades nacionales también otorgaron a Fénix los beneficios previstos en el régimen fiscal especial de la Ley 19.640.

En esta nota

Comentarios