Exxon

Dura derrota de Exxon: perdió asientos en el directorio

Un pequeño fondo de cobertura logró dos lugares ante la presión de los inversores para que la compañía tome acciones para combatir el cambio climático.

Por Jennifer Hiller y Svea Herbst-Bayliss

(Reuters) - Un pequeño fondo de cobertura obtuvo una gran victoria sobre Exxon Mobil Corp el miércoles, cuando los accionistas eligieron al menos dos de los directores nominados del fondo para el directorio del gigante petrolero después de una batalla de meses sobre la estrategia comercial y los planes de crecimiento de la compañía.

El éxito del fondo de cobertura activista Engine No. 1 al conseguir al menos dos puestos en el directorio de Exxon marca una dura derrota para la mayor compañía petrolera de Estados Unidos, que registró una pérdida de más de 20.000 millones de dólares en 2020 y ha sido más lenta en adoptar las reducciones de las emisiones de carbono que sus rivales globales.

Exxon había tratado de mantener a raya a los inversores que buscaban remodelar el directorio para alinear mejor a la compañía con los movimientos globales para combatir el cambio climático.

Dos de los nominados al directorio de Engine No. 1, Gregory Goff y Kaisa Hietala, fueron elegidos para la junta de Exxon, y el proceso continúa.

Exxon se ha quedado a la zaga de otras grandes petroleras en su respuesta a las preocupaciones del cambio climático.

El grupo de accionistas disidentes liderado por Engine No. 1 presentó una lista de cuatro nominados al directorio de Exxon de 12 miembros en la reunión de accionistas, en la primera gran reunión de directorio de una importante petrolera que hace del cambio climático el tema central.

Exxon se ha quedado a la zaga de otras grandes petroleras en su respuesta a las preocupaciones del cambio climático, al pronosticar muchos más años de crecimiento de la demanda de petróleo y gas y duplicar las inversiones para impulsar su producción, en contraste con sus rivales globales que han reducido las inversiones en combustibles fósiles.

Ese enfoque aumentó la deuda de la empresa en miles de millones de dólares en los últimos años, lo que llevó a una pérdida récord de 22.000 millones de dólares en 2020 después de años de bajo rendimiento.

Los gobiernos y las empresas han dado pasos para reducir las emisiones de combustibles fósiles que están calentando el planeta, y los inversores liderados por Engine No. 1 han dicho que el CEO Darren Woods necesita hacer grandes cambios para garantizar el valor futuro de Exxon para los inversores.

En esta nota

Comentarios