exportaciones

Pereyra: "Tenemos que aguantar para poder volver al trabajo"

El gremialista habló del complicado escenario de la producción en Neuquén. Mañana comienza una ronda de negociaciones con las empresas.

El 70% de los trabajadores sin actividad por la crisis del sector petrolero son personal de las pymes de servicios. Así lo apuntó Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa. Además, adelantó que este miércoles comienzan las negociaciones por teleconferencia con las empresas y el gobierno nacional, que serán por cuenca, para discutir cómo resolver la situación de la "mano de obra ociosa", cuyo número estalló con el impacto del coronavirus y la guerra de precios del petróleo.

"Casi 20 mil compañeros trabajadores están en la casa por la cuarentena. Al mismo tiempo tenemos un país y un mundo sin consumo de combustibles, cayó la demanda de petróleo. Todo se ha caído, basta con pasar por una estación de servicio y verla desierta", sostuvo Pereyra en declaraciones radiales. El dirigente gremial remarcó que esas empresas regionales no van a tener facturación, por lo que algunas podrían aplicar a los REPRO, una ayuda de apenas 6000 a 10.000 pesos.

Pereyra rechazó las ideas de aplicar un procedimiento preventivo de crisis, pero si negociar un acuerdo de sostenimiento de las fuentes de trabajo. Y desaconsejó firmar retiros voluntarios porque luego va a ser muy difícil reinsertarse en la industria, que podría recuperarse muy lentamente después de la pandemia. "Tenemos que aguantar esta para volver al trabajo", expresó el secretario general de los petroleros privados.

"Las refinerías están completas, no entra una gota más", subrayó. Su propuesta es abrir las exportaciones, mirando primero a Chile por la infraestructura de transporte ya existente. "La producción es el gran dilema, seguramente van a empezar a cerrar los pozos y como consecuencia de eso una gran crisis laboral de la que va a costar mucho salir. Acá hace falta inteligencia y creatividad, que es lo que proponemos todos los sindicatos del país a través de una mesa de diálogo", amplió el sindicalista.

"Hay que llegar a un acuerdo para los compañeros que no están trabajando. Los que están en actividad van a cobrar tal cual con todos sus beneficios, me preocupan los que no están haciendo tareas. Ellos tienen que tener una remuneración y mantener su obra social", remarcó.

Al respecto de la situación de EDVSA, Pereyra dijo que los trabajadores no han recibido nada oficial sobre la posibilidad de quedar suspendidos. Sin embargo, cuestionó a la contratista por manifestar una decisión de esa magnitud sin conversar previamente con las autoridades sindicales y provinciales. La propuesta de la compañía era suspender y pagar un 15% del sueldo por seis meses a casi 600 trabajadores, principalmente de petroleros y de la UOCRA.

En esta nota

Comentarios