EEUU

Las bolsas suben y el crudo se dispara tras el ciberataque

La perspectiva de dinero barato impulsa a las bolsas, al mismo tiempo que el valor del petróleo da un salto.

Las acciones mundiales alcanzaban nuevos máximos el lunes gracias a las previsiones de que los tipos de interés se mantengan bajos y de que la economía continúe su recuperación, mientras que los precios del petróleo subían después de que un ciberataque a un operador de oleoductos de EEUU alterase los mercados.

El índice MSCI de valores de todo el mundo, alcanzó un nuevo récord y subía un 0,1% a las 0740 GMT, impulsado por las ganancias de los mercados asiáticos durante la noche y una apertura estable en Europa.

El índice regional STOXX 600 de Europa, , avanzaba un 0,1% en las primeras operaciones, mientras que el índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico fuera de Japón, , subía un 0,4%. Los futuros del S&P 500 se mantenían planos, mientras que los del Nasdaq NQc1 caían un 0,5%.

Los datos de las nóminas no agrícolas de EEUU mostraron el viernes que el crecimiento del empleo se ralentizó mucho más de lo esperado en abril, en una publicación inesperada que dio alas a la renta variable pero presionó a la baja al dólar y a los rendimientos del Tesoro estadounidenses.

"Una coincidencia estadística y/o una pausa temporal en la demanda del mercado laboral es probablemente el culpable de este informe. Sin embargo, la Reserva Federal no puede permitirse el lujo de ajustar la política sin pruebas concretas de una mayor recuperación del mercado laboral", dijo el economista de Natixis Troy Ludtka.

El viernes, el Promedio Industrial Dow Jones y el S&P 500 subieron a máximos históricos al cierre, ya que los decepcionantes datos sobre el mercado laboral estadounidense atenuaron la preocupación por un repunte de los precios al consumo.

En las últimas semanas, algunos inversores habían asumido la posibilidad de que una robusta recuperación económica de EEUU tras la pandemia de coronavirus obligara a la Reserva Federal a endurecer su política monetaria antes de lo que el banco central había previsto.

Sin embargo, el desfavorable informe sobre las nóminas no agrícolas provocó un rápido retroceso en algunas de estas operaciones, que se extendió a las acciones, los bonos y las principales divisas.

El presidente de EEUU, Joe Biden, dijo tras el informe que las cifras mostraban que la economía no corría el riesgo de sobrecalentarse y subrayó lo vitales que son las medidas económicas de su administración.

"Al final, es el mejor de los mundos posibles para la renta variable: una economía robusta, fuertes beneficios, pero sin endurecimiento de la política monetaria y con más gasto fiscal en camino", dijo Giuseppe Sersale, gestor de fondos de Anthilia en Milán.

La atención se centra ahora en los datos sobre los precios al consumo en EEUU que se publicarán el miércoles, y que ayudarán a los inversores a determinar si necesitan reducir aún más sus expectativas de inflación.

El índice del dólar frente a una cesta de seis divisas principales subía un 0,17%, hasta 90,301, pero se situaba justo por encima de su mínimo desde el 25 de febrero, alcanzado a principios de la sesión.

La libra esterlina alcanzó su valor más alto en más de dos meses frente al dólar, pero los operadores dijeron que la preocupación por la tensión independentista en Escocia podría frenar las ganancias de la libra.

En el mercado de las criptomonedas, el éter subió un 5% hasta alcanzar un nuevo récord por encima de los 4.000 dólares. Su mayor rival, el Bitcóin , subió un 1% hasta los 58.862 dólares.

El rendimiento de referencia del Tesoro estadounidense a 10 años sumaba alrededor de 1 punto básico, hasta el 1,597%, tras haber caído el viernes a un mínimo de dos meses del 1,469%.

Los precios del petróleo aumentaban después de que un ciberataque dejara fuera de servicio a un operador de oleoductos estadounidense que suministra casi la mitad del combustible de la costa este de Estados Unidos.

El crudo Brent subía un 0,5%, hasta los 68,64 dólares por barril, ya que la interrupción del suministro en Estados Unidos afectó a los mercados energéticos, mientras que el crudo estadounidense progresaba un 0,5%, hasta los 65,23 dólares por barril.

El domingo, la Casa Blanca anunció su estrecha colaboración con el principal operador de oleoductos de combustible de Estados Unidos, Colonial Pipeline, para ayudarle a recuperarse de un ataque de "ransomware" que obligó a la empresa a cerrar sus principales conducciones de combustible.

Los precios del cobre alcanzaban máximos históricos ante la esperanza de que mejore la demanda en un contexto de reducción de la oferta. El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió a 10.747,50 dólares la tonelada al principio de la sesión antes de retroceder ligeramente.

Por Danilo Masoni y Stanley White (Reuters)

En esta nota

Comentarios