EE.UU. debate una ley anti-OPEP

Para cuidar su producción de petróleo de esquisto, EE.UU. vuelve a discutir medidas para evitar que el grupo de países exportadores controle los precios del barril de crudo.

Steve Chabot, un republicano miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, presentó una ley anti-trust que apunta directamente a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). De las buenas relaciones que tuvo en el último tiempo el gobierno de Donald Trump, este movimiento en el Congreso podría significar un giro de Estados Unidos con la OPEP, si Joe Biden analiza que es una buena medida.

“Ya es hora de que hagamos más para luchar. Los controles de producción que continúan manteniendo el precio del petróleo crudo y los combustibles arbitrariamente alto en Estados Unidos”, dijo Chabot al comité antes de la votación en abril, según reportó Reuters.

En Estados Unidos siempre han visto que la OPEP maneja el precio del petróleo con sus políticas de reducción de bombeo. Los efectos han provocado desplomes en la industria, como los que se pudieron ver en aquellos “martes negros” de principios del 2020, previo a la pandemia. Es así que hace 20 años que vienen analizándose leyes similares a este, denominada “NOPEP”.

Estas crisis ahora son más perjudiciales para la industria estadounidense dado que el país se convirtió en un exportador de petróleo gracias a sus recursos de shale oil y también está enviando al exterior importantes cargamentos de GNL.

El proyecto de ley, en concreto, permitiría al Departamento de Justicia de los Estados Unidos entablar demandas antimonopolio contra los países productores de petróleo que integran la OPEP.

Un proyecto de ley similar para presionar a la OPEP fue reintroducido en el Senado el mes pasado, por el senador republicano Chuck Grassley, partidario del etanol, un aditivo de combustible para motores hecho de maíz, y la demócrata Amy Klobuchar. Para convertirse en ley, un proyecto de ley tendría que ser aprobado por ambas cámaras en el Congreso y firmado por el presidente Joe Biden.

El mensaje de OPEP

En una carta, a la que tuvo acceso Reuters, Mohammed Barkindo, secretario general de la OPEP, animó a los estados miembro a comprometerse con el gobierno de Estados Unidos. “Es esencial que los países miembro refuercen sus contactos diplomáticos bilaterales con funcionarios del gobierno estadounidense y expliquen las desventajas para Estados Unidos si el proyecto NOPEP se convierte en ley”, señaló.

“Estas desventajas podrían incluir: debilitamiento del principio de inmunidad a nivel global, poner en riesgo los intereses estadounidenses en el extranjero y la protección para su personal y activos”, indicó la carta del referente del grupo de países productores y exportadores.

La OPEP ganó más fuerza todavía con la alianza denominada OPEP+ que incluyó a Rusia. La preocupación de Estados Unidos es una puja de poder puesto que cuencas de esquisto como Permian o Eagle Ford están convirtiendo al gran país del norte en una potencia petrolera y gasífera, por lo que la pelea es restarle poder al cartel.

La OPEP está conformada por 13 países de África, Asia y América del Sur. En tanto la OPEP+, pronunciado OPEP Plus, se conforma cuando se suma Rusia y otros países productores. En el momento más crítico del 2020, se sumaron a esa alianza para reducir la producción y estabilizar los precios del barril México, Brasil y hasta el Estados Unidos que comandaba por esos tiempos Trump.

Como defensor de la industria del petróleo y el gas, Trump hizo retroceder las regulaciones a favor del sector. Al principio de su presidencia, criticó a la OPEP por buscar precios más altos e instó a los miembros a incrementar su bombeo. Con el paso de su presidencia, Trump se acercó más a la OPEP y llegó a considerar al cartel como un aliado más.

La Ley NOPEP ya trajo algunas internas dentro de la propia OPEP. En 2018, Qatar renunció a su membresía después de casi seis décadas, en parte debido al riesgo de que la posible aprobación de NOPEC pudiera dañar sus planes de expansión en Estados Unidos.

PETROLEO-OPEP-IRAN.jpeg
Foto de archivo del logo de la OPEP.  Abril 14, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Foto de archivo del logo de la OPEP. Abril 14, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

> OPEP+ sigue su plan de reducciones

La OPEP, Rusia y sus aliados mantendrán los planes de reducción gradual de las restricciones a la producción de petróleo entre mayo y julio, en medio de previsiones optimistas de recuperación de la demanda mundial y a pesar del aumento de los casos de coronavirus en India, Brasil y Japón.

La próxima reunión ministerial de OPEP+ está prevista para el 1° de junio para revisar los niveles de producción de julio y agosto. En la reunión del 1° de abril, el grupo acordó reinyectar al mercado 2,1 millones de bpd entre mayo y julio, con lo que los recortes se reducen a 5,8 millones de bpd. La OPEP+ pronosticó que la demanda mundial de petróleo en 2021 crecería en 6 millones de bpd.

Comentarios