Economía/Politica

"El sector que más rápidamente puede traer dólares es el petrolero"

El CEO de Analytica, Rodrigo Álvarez, analizó el rol de Vaca Muerta y el impacto que podría significar en la economía del próximo gobierno.

DAVID MOTTURA - motturad@lmneuquen.com.ar

De ser un sector deficitario a convertirse en un motor de desarrollo del país, el de los hidrocarburos representa una de las transformaciones más relevantes de la economía argentina. El recurso tiene que abordarse con una mirada racional, así lo entiende Rodrigo Álvarez, CEO de Analytica, quien ponderó el rol de Vaca Muerta como motor de desarrollo argentino desde distintos frentes: aportando divisas, movilizando a las pymes o generando conocimiento tecnológico.

El economista analizó al sector y a Vaca Muerta en el contexto de la política que viene de la mano del presidente electo Alberto Fernández, en una conferencia en la ciudad organizada por el Banco Provincia del Neuquén (BPN) a la que tituló "¿Seguimos apostando en Vaca Muerta?". En diálogo con +e, Álvarez brindó su mirada sobre los hidrocarburos no convencionales y su impacto a nivel provincial y nacional.

"La economía ‘albertista’ necesita mantener el ingreso de capitales y solucionar el acceso al financiamiento, que sigue siendo la gran preocupación con un riesgo país en 2000 puntos", señaló Álvarez, quién además planteó que el ordenamiento macroeconómico será la prioridad número uno en la próxima gestión. "El sector que más rápidamente puede traer dólares es el petrolero", indicó en esa línea de análisis.

"A veces se habla de Vaca Muerta como si fuera un proyecto, pero es una realidad que ya trajo 26.000 millones de dólares desde 2013 y ha permitido equilibrar el balance del sector, primero en gas y después en petróleo", apuntó el CEO de Analytica y añadió que "Vaca Muerta permitirá sacar a la Argentina de la gestión de la escasez a la gestión de las ganancias".

Álvarez mencionó que uno de los temas centrales en la industria de los hidrocarburos será el sostenimiento de las inversiones para no discontinuar la actividad y dejar que los yacimientos de esquisto declinen naturalmente por falta de perforación, fractura y exploración.

"Sin inversiones, la producción se podría desplomar y se perdería el abastecimiento energético", manifestó. El sector más sensible, y que sirve como botón de muestra, es el gasífero donde los yacimientos de shale declinarían pronto el volumen de producción si no se sostiene la actividad a través del número de perforaciones y del nivel de etapas de fractura.

Sin embargo, un futuro prometedor en inversiones para la actividad está ligado a que los precios y los incentivos sean los adecuados. "Tiene que haber un equilibrio en las tarifas, pero que no detenga la marcha de la actividad", indicó el economista. El esquema tarifario es el principal debate en la industria, que espera señales del ‘albertismo’ sobre cuál será la política en torno a este tema a partir del 10 de diciembre.

El crecimiento de Vaca Muerta también atrae a pymes de todo el país, por lo que en pleno desarrollo y a velocidad crucero podría motorizar a la economía. En ese sentido, el CEO de Analytica manifestó que el crecimiento económico de la provincia será superior al de Nación, aún en los escenarios más conservadores. "No hace falta un gobierno pro-sector energético sino asumir que tiene que ser racional, sólo así Vaca Muerta puede ser la gran apuesta de argentina", concluyó Álvarez.

En esta nota

Comentarios