Vaca Muerta

Vaca Muerta tendría un déficit habitacional de más de 2.500 camas

El sector habitacional es uno de los más demandantes de Vaca Muerta y las inmobiliarias buscan la manera de seguir dando respuestas.

Vaca Muerta no para de crecer. Esa curva de ascenso demanda servicios, recursos humanos, insumos y viviendas, entre otras cuestiones. Estos desafíos demandan ingenio, talento y dedicación.

“Hay muchas dudas sobre lo que es Vaca Muerta. Hay que entender cuál es el potencial del negocio y cuál es el déficit habitacional. Como desarrollador inmobiliario hay oportunidades para todo tipo de segmento porque obviamente hay una inmigración de gente de todo el país y del exterior a la búsqueda de abastecer todo lo que requiere el petróleo y el gas”, aseveró Pablo Kornmehl, director de la desarrolladora inmobiliaria Ormeco, en diálogo con +e en el espacio que tiene LMPlay en la AOG 2023.

AOG 2023 - Pablo Kornmehl.mp4

“Yo desde mi lado de desarrollador inmobiliario estoy buscando generar dos tipos de respuestas a problemas muy puntuales: por un lado, cómo abastecer al consumidor final que termina siendo el empleado de la petrolera y, por el otro lado, el inversor que compra esos departamentos o esas casas para ponerlas en alquiler para que la petrolera pueda dar ese abastecimiento”, consideró.

La empresa y el trabajador en general busca una cama. Hoy hay un déficit habitacional de más de 2.500 camas todos los días en todo lo que es Vaca Muerta”, detalló.

Asimismo, Kornmehl manifestó que el inversor lo que quiere saber es si vale la pena seguir invirtiendo en el país. “Tenemos que terminar de convencer al inversor de que siga invirtiendo en el país. Una vez que lo hacemos, tenemos que convencerlo de que salga de Buenos Aires y explicarle que no todas las inversiones terminan siendo en Buenos Aires y que mire hacia el interior y de que una vez que eso sucede que mire hacia Neuquén y, a su vez, a San Patricio del Chañar que poca gente lo conoce”, subrayó.

“La gente cuando llega a la Patagonia no lo puede creer. El común de la gente no entiende lo que es Vaca Muerta, ni de dónde comienza ni hasta dónde llega. No entienden bien dónde queda y cómo se maneja”, destacó.

“De golpe llegan a Neuquén y ven filas enteras de camiones, de camionetas y ven un movimiento astronómico. Comparan precios con lo que valen las cosas allá y lo que valen en Buenos Aires y entienden que hay un ecosistema completamente distinto de lo que es Vaca Muerta con el resto del país, que es comparable con pocos sectores como lo puede ser Comodoro Rivadavia o el norte argentino, pero son nichos muy acotados. Vaca Muerta es un mundo entero, es un ecosistema completamente diferente”, aseguró Kornmehl.

En esta nota

Dejá tu comentario