empresas

"Tienen que dejar que las empresas hagan lo que saben hacer"

BTU, Sacde y Techint pidieron previsibilidad para sus proyectos y aliviar el peso para que las compañías solo se dediquen a trabajar.

La planificación y la previsibilidad es viejo pedido que tienen las empresas hidrocarburíferas para poder avanzar con sus proyectos sin mayores complicaciones.

En el Encuentro con los Ceos que organizó el IAPG (Instituto Argentino de Petróleo y Gas) en el marco de la AOG 2023, los directivos de BTU, Sacde y Techint coincidieron que las empresas están a la altura de los desafíos, pero es necesario contar con reglas claras para que el trabajo sea más fácil.

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) es el caso testigo de que con las condiciones necesarias se pueden cumplir con los objetivos en tiempo récord.

Lo que ha hecho desde el Gasoducto demuestra que en la Argentina hay capacidad y seguramente habrá oportunidades para todos los jóvenes”, sostuvo Gustavo Gallino, Director General del área sur de Techint

“Todo se puede hacer. Lo que hay que tener es la previsibilidad. Tener la posibilidad de desarrollar todas nuestras actividades. El Gasoducto es el mejor ejemplo de que las cosas se pueden hacer bien. Tenemos una oportunidad única de crecimiento y necesitamos de que dejen a las empresas desarrollar el talento”, afirmó Daniel Flaks, director ejecutivo de Sacde.

Sobre la previsibilidad de la industria, Carlos Damián Mundín, director general de BTU, consideró que pese a las dificultades, las empresas buscan un horizonte.

“Para hablar claro tenemos una oportunidad de corto plazo. Hoy no alcanza con tener dinero porque no existe un marco legal que permita desarrollar y que las empresas puedan hacer lo que saben hacer porque muchas veces las empresas se dedican hacer a cosas que no hacen y eso complica bastante”, consideró el director ejecutivo de Sacde.

La previsibilidad es necesaria en cualquier contexto o industria. La cadena de suministros está rota acá y en el mundo. Está difícil en cumplir con los lazos y planificar. Debemos contractualizar el momento que se está viviendo. Debemos mirar que si el activo está puesto en un lugar y debemos ir hacia la contractualización de ese lugar. Hay que salir de modelos convencionales ir a modelos más modernos”, destacó Gallino.

“Las empresas constructoras no son culpables de las variables que no se pueden contextualizar”, sumó Flaks.

El objetivo es llegar a la producción de un millón de barriles diarios para cambiar la realidad del país. La industria busca que ese objetivo sea una realidad.

En este sentido, las compañías buscan claridad para planificar lo que viene. “El problema es la falta de tiempo de saber cuándo van a comenzar y cuándo van a terminar los proyectos. Tenemos que entender cómo van a ser los procesos. Hay que hacer lo que se hizo en el Gasoducto”, aseguró Gallino.

La clave es mantener la rampa de crecimiento. El orgullo de hacer las cosas bien hechas las tenemos y tenemos todo lo necesario para llevarlo adelante. Solo pedimos que nos dejen hacer lo que sabemos hacer”, sostuvo Flaks.

En esta nota

Dejá tu comentario