Crisis

La Cuenca Noroeste, a la baja

Ronda de reuniones. Los gobiernos de Salta y Jujuy conversan con empresas para revertir la situación.

Una caída al vacío sufre la industria petrolera en la Cuenca del Noroeste. En los últimos diez años, la producción se desplomó como en ninguna otra zona productora del país. Sin embargo, ambas provincias avanzan con reuniones con empresas.

Los números que aporta la Secretaría de Energía de la Nación dan cuenta de la crisis que atraviesa esa cuenca, quizás la más descuidada de las cinco que están en producción en la Argentina. En los últimos diez años, la extracción de petróleo crudo en esa cuenca compartida por Salta y Jujuy retrocedió alrededor del 60% y el gas natural lo hizo un 50%.

El gobierno de Jujuy anunció en mayo que incentivaría las exploraciones de hidrocarburos en la búsqueda de reservas, con objetivo en el ingenio La Esperanza, un área de más de 70.000 hectáreas que se encuentra en las sierras subandinas.

El gobierno de Salta tiene esperanza en la formación Los Monos, que contendría hidrocarburos no convencionales. Tecpetrol tiene allí un plan de exploración en los yacimientos Aguarage y Campo Durán. President Petroleum mantiene sus tareas en Puesto Guardián y Pluspetrol está con el yacimiento Ramos, con la intervención en un equipo para mantener la producción.

High Luck, en sociedad con Pampa Energía, realizó el primer descubrimiento en la Cuenca Noroeste en muchos años gracias a los ensayos en Chirete. En el hallazgo de fines de 2018 en el pozo X-2001 de Los Blancos, la operadora china High Luck declaró la extracción de un total de 13 millones de litros de petróleo que fueron entregados a la Refinería de Campo Durán, donde Pampa Energía tiene una participación accionaria del 28,5%.

La preocupación en ambas provincias y los sindicatos del sector incentivaron una serie de reuniones con operadoras y potenciales inversores, que siguen a la fecha para revertir la situación.

En esta nota

Comentarios