Congreso de Producción

YPF va por la refundación del convencional

La compañía cree que puede sumar 1000 millones de barriles de crudo con recuperación secundaria y terciaria con un plan en marcha que se extiende hasta el 2021.

Fernando Castro - fcastro@lmneuquen.com.ar

La mayor productora de petróleo del país anunció que comenzará con un plan “masivo” de recuperación secundaria y terciaria que podría reportarle unos 1000 millones de barriles de crudo a sus reservas.

Para eso, tendrá instaladas al final de este año una decena de plantas de polímeros que le permitirán comenzar a recorrer el camino de la recuperación terciaria intensiva, con un plan que centralmente tendrá como ejes a pozos del Golfo San Jorge y la Cuenca Neuquina.

El vicepresidente Ejecutivo de Upstream, Pablo Bizzotto, hizo el anuncio con una serie de detalles que hasta ahora la empresa no había dado a conocer públicamente.

Según informó el directivo, esto no implica desacelerar en los proyectos de shale, sino ir por todo ese crudo que ahora la empresa sabe que puede recuperar, luego de una serie de estudios y resultados que dan cuenta del enorme potencial de los viejos pozos de la compañía controlada por el Estado nacional.

“Mi visión actual es que tenemos yacimientos viejos que no son maduros”, expresó el directivo, uno de los responsables de la baja de costos y la competitividad lograda por la compañía en Vaca Muerta.

“¿Por qué se nos va la vida en esto? Porque el 81 por ciento del crudo de la compañía viene del convencional. Y el no convencional usufructúa todo lo que aportan los muchachos del golfo San Jorge, de Mendoza y Tierra del Fuego. Y el 51 por ciento del gas de YPF es no convencional, shale y thigt”, señaló al poner en contexto los recursos de la empresa.

La declinación

Bizzotto señaló que hoy la producción de todos los pozos de YPF en el país declina a un ritmo promedio del 14%.

En términos de inversión, sólo para no declinar, el costo es enorme. “Es donde estamos poniendo mucho énfasis. Vamos a minimizar esa declinación e incrementar el horizonte de reservas de la compañía”, expresó Bizzotto, en Mar del Plata, en el contexto del Séptimo Congreso de Producción y Desarrollo de Reservas, organizado por el IAPG.

La nueva era convencional

“Para mí la oportunidad más importante que tiene YPF es la refundación del convencional”, expresó el directivo. “La verdad es que cuando yo tomé esta posición hace dos años una persona me dijo que no había nada que hacer, que eran campos maduros y no había nada que hacer”, recordó.

Bizzotto expresó que la empresa no está “inventando nada” y que solo tomó la experiencia de otras compañías que lo hicieron antes: “Hemos tomado la decisión de masificar la recuperación terciaria”.

Se trata de una forma de seguir obteniendo crudo de pozos viejos, que vienen declinando de forma pronunciada, a través de la inyección de polímeros, de modo de reactivar la curva de producción de esas perforaciones. En buena medida, el shale oil de Vaca Muerta viene actuando como el crudo que compensa esa caída en el rendimiento de los pozos.

Para revertir esta tendencia, la compañía tomó una inversión de riesgo y terminará comprando 20 plantas de polímeros. “Este año vamos a cerrar con 10 plantas instaladas ya en diferentes cuencas”, informó.

“Hoy el factor de recobro que tiene YPF es del 14 por ciento en promedio”, planteó la cota cero desde donde arranca la compañía. Esto es, el porcentaje del crudo que puede obtener de los recursos que sabe que hay en un área determinada.

La empresa piensa que si hace un plan intensivo de recuperación secundaria, optimizando la velocidad y la cantidad de agua que inyecta, podría llegar a un factor de recobro del 25%. Dando un nuevo salto, con la recuperación terciaria (polímeros), el factor de recobro ascendería al 33 por ciento en promedio en sus pozos convencionales de todo el país.

En barriles de crudo, el salto sería así: 600 millones adicionales por secundaria, con la ejecución de 1385 pozos bajo esta metodología, y “si la terciaria funciona”, afirmó Bizzotto, “estaríamos en condiciones de recuperar 400 millones de barriles”, en cerca de 900 pozos.

¿Cuáles son los próximos pasos de este plan? En el 2020 la empresa recolectará la información de respuesta a los pilotos de recuperación que ya están en marcha. Hay diez plantas adicionales de polímeros compradas, que se instalarán en 2021.

Las áreas donde funcionará el nuevo plan de YPF

Grimbeek (Golfo San Jorge): 5 unidades de inyección de polímeros en 2019 y 3 adicionales en el 2021.

Rayoso (Cuenca Neuquina): 3 unidades de inyección de polímeros (PIU) hasta finales de 2019 y otras 3 en 2021.

Los Perales (Golfo San Jorge): 2 adicionales, también hacia fines de 2019.

Cañadón Seco/León (Golfo San Jorge): 2 unidades en 2021.

El Trébol (Golfo San Jorge): Una PIU en 2021.

Cerro Morado (Cuenca Neuquina): una adicional en 2021

En esta nota

Comentarios