¿A qué se destina la renta petrolera?

El régimen vigente en las provincias de Neuquén y Río Negro establece prioridades en obra pública. Además, tienen planteos e ideas para ampliar estos ingresos por explotación.

En las provincias que integran la cuenca de Vaca Muerta, las regalías provenientes de la explotación de los yacimientos de petróleo y gas se reparten de manera diferente. El formato es antagónico en cada distrito, en tanto dueñas de los recursos de sus subsuelos. En la mayoría, los municipios productores pretenden que la torta se reparta de manera equitativa al riesgo ambiental.

Neuquén, la provincia donde se concentran la mayoría de las inversiones, tiene un régimen que distribuye el 15% de la denominada “masa de fondos coparticipables”. La misma incluye a las regalías hidrocarburíferas, la coparticipación de fondos nacionales y la recaudación de tributos provinciales, que incluye ingresos brutos, sellos e impuestos inmobiliarios.

El reparto de la renta de Vaca Muerta y los convencionales es el siguiente: el 60% en relación directa con la población de cada uno de los municipios. Un 15% en proporción a la relación inversa al costo salarial total por habitante de cada comuna. Luego, el 10% en relación directa con la población de cada municipio sin computar la Municipalidad de Neuquén. Y el 10% en relación con la recaudación de recursos tributarios correspondientes a cada municipio. Finalmente, el 5% va en partes iguales a los estados municipales.

En Río Negro, la ley 1946 regula el reparto de regalías. Esta norma, que pide ser actualizada por diversos intendentes, en su artículo tercero argumenta que de las sumas en concepto de concesiones petrolíferas, gasíferas y mineras se destinará el diez por ciento a los municipios. Además, entre representación poblacional y como municipio productor, los distritos que integran el departamento General Roca (desde Chichinales a Catriel), tienen divididas las distribuciones. La pata secundaria es la repartición de los montos. Del 10% general, un 65% va a todas las comunas y se distribuye según el índice de coparticipación y un 35% se otorga a los distritos según la producción, que llega directamente.

Los nueve distritos productores (Catriel, Allen, General Roca, Contraalmirante Cordero, Cipolletti, Campo Grande, General Fernández Oro, Cinco Saltos y Cervantes) reciben un porcentaje más, del 6,5%, que debe destinarse exclusivamente a obras en las ciudades y tendrá que rendirse.

Sobre esos temas, +e consultó a dónde van los fondos que tienen que ser direccionados obligatoriamente.

En Catriel, llevan ejecutadas diversas obras y actividades, como construcción de viviendas sociales, pavimentación urbana, alumbrado público, diversas construcciones como bicisendas, mausoleos, y obras complementarias en entes locales. En total, se destinaron hasta agosto de este año $145.076.246.

En cuanto a obras de remediación Ambiental, alcanzó monto de $47.000.000, que contempla contratación de maquinarias varias para erradicación de micro basurales, saneamiento de vertedero municipal, limpieza de tierras contaminadas, disposición final de las mismas, separación de material para posterior traslado a una planta recicladora.

Por General Roca, la situación es parecida. Allí, explicaron a +e, se están financiando con recursos de regalías la construcción de un crematorio municipal, la electrificación del barrio Carlos Soria, conexiones complementarias de gas, reparación de calles, cordón cuneta y badenes, junto a la pavimentación de barrios. Las erogaciones estimadas para el año 2021 son superiores a los 36 millones de pesos. Esta financiación, se complementa con los recursos de origen municipal, para la realización de la totalidad de estas obras. Fue presentada la rendición del primer semestre, arrojando un importe total ejecutado de $16.763.931,11.

En La Pampa, el reparto se regula por la ley 2392. La norma reglamenta el manejo de la torta que se origina en esa provincia en dos conceptos separados. El primero, del veinte por ciento (20%) neto del Impuesto al Valor Agregado (IVA), entre todos los municipios y comisiones de fomento. Un segundo ítem, del 5%, neto y sin perjuicio del punto anterior o de lo establecido en la Ley 1108, entre los Municipios y Comisiones de Fomento en cuyos ejidos se realicen actividades de explotación petróleo y gas.

Según detalla la ley, el reparto es sencillo. Las comunas tienen que destinar la coparticipación para inversiones de capital, obras de infraestructura o emprendimientos productivos, o en erogaciones corrientes de acuerdo a los parámetros que fije anualmente el Concejo Deliberante de cada lugar. Es así que cada distrito maneja los fondos según la preferencia que el poder local determine, a diferencia de Río Negro, donde se debe rendir cuentas de las obras.

Abel Abeldaño, intendente de 25 de Mayo, le explicó a +e que el partido que gobierna es el único que recibe el porcentaje extra por tener producción en su ejido. “Lo que nos llega, un 60% va para obras y un 40% a gastos corrientes”, detalla el jefe comunal pampeano.

En esta jurisdicción, Pampetrol Sapem es la empresa estatal que concentra las inversiones. Sean propias o en asociación con representantes de otras provincias, es partícipe necesario de cualquier movimiento en la actividad del sector.

omar gutierrez.jpg

> Neuquén: un fondo soberano con los ingresos por exportaciones

A fines de 2020, la Legislatura provincial aprobó el Fondo de Estabilización para la Provincia de Neuquén (FODEN), que entrará en vigencia desde el 1 de enero de 2022.

El vicegobernador Marcos Koopman fue el impulsor del proyecto del Movimiento Popular Neuquino (MPN).

“Es una herramienta que nos permitirá enfrentar una eventual emergencia financiera, desarrollar actividades productivas y afianzar el funcionamiento del Estado de acuerdo a los tiempos que vivimos”, tuiteaba al respecto a mediados del año pasado el gobernador Omar Gutiérrez.

Arabela-Carreras.jpg

> Río Negro: El planteo de “un peaje” para Vaca Muerta

Las pymes rionegrinas plantearon, con apoyo del gobierno provincial, un beneficio por ser la ruta obligada de Vaca Muerta.

“Queremos que el tránsito, que genera riesgos, deje riquezas. Queremos saber cuánto de esa riqueza atraviesa las rutas. Pasa por Río Negro, pero no se exporta por nuestro puerto. Consideramos que, si pasan por Río Negro, tienen que salir al exterior por Río Negro”, dijo Carreras.

Es así que otra propuesta es que el puerto de San Antonio Este sea considerado para algunas exportaciones, además del polo de Bahía Blanca.

Comentarios