YPF

AESA fabricará plantas de polímeros en el país

La recuperación terciaria se consolida en la industria. Una de las principales empresas de servicios iniciará la fabricación en la provincia de Buenos Aires.

YPF está fortaleciendo sus proyectos con recuperación mejorada de petróleo, una técnica que requiere de la inyección de polímeros para aumentar la producción de los yacimientos maduros. En apenas doce meses, AESA realizó la ingeniería y montaje de las instalaciones ubicadas en Chubut y en Santa Cruz, además de constituir un proyecto en la provincia de Neuquén, dándole así una nueva oportunidad a la producción convencional.

Los resultados no sólo están en la producción de los bloques con más antigüedad de YPF, sino que está potenciando un sector industrial abocado a la recuperación mejorada con AESA encabezando una iniciativa para comenzar a fabricar con sello nacional las plantas de polímeros que se demanden en la industria hidrocarburífera local.

AESA está operando desde el 6 de abril las plantas de inyección de polímeros para recuperación terciaria en la concesiones de Desfiladero Bayo, Desfiladero Bayo Este y Chachahuén entre las provincias de Neuquén y Mendoza.
AESA Planta de Polímeros 001.jpg

Polímeros para producir más

La de inyección de polímeros está rejuveneciendo campos maduros en la cuenca del Golfo San Jorge y se esperan resultados similares en la cuenca Neuquina. Por caso, en el yacimiento chubutense de Manantiales Behr gracias a recuperación terciaria alcanzó 4121 m3/d (alrededor de 25.900 barriles por día) de producción de crudo, el nivel más alto de actividad en su historia.

La optimización de la operación de estos pozos maduros genera no solo un incremento en los niveles de producción, sino que además implica un movimiento económico positivo en todo el yacimiento, de la mano de la adaptación y reacondicionamiento de las instalaciones a los nuevos rendimientos y características del producto. A esto se suma la operación por mano de obra calificada.

AESA Planta de Polímeros 002.jpg

Hacia la fabricación nacional

Dado que el mercado argentino tiene alta potencialidad para la aplicación de esta metodología como forma de recuperación terciaria optimizada, AESA está trabajando en el desarrollo tecnológico necesario para fabricar plantas de inyección de polímeros en su planta ubicada en Canning, en la provincia de Buenos Aires.

El objetivo de AESA es propiciar la fabricación nacional de esas plantas para sustitución de importaciones y generación de provisión nacional. Esto permitirá ofrecer soluciones innovadoras y sustentables para el desarrollo de la industria, tanto a YPF como a otros operadores del mercado. Ya se están cerrando acuerdos para el inicio de fabricación de plantas en Argentina, y AESA se convertirá en la única empresa fabricante en el país.

“Esto es un ejemplo más de una propuesta integral de valor que incluye desde el diseño y fabricación hasta la instalación y operación, todo esto alineado a la búsqueda permanente de soluciones innovadoras y sustentables para el desarrollo de la industria”, indicó AESA ante la consulta de +e.

“Desde AESA acompañamos a YPF en la implantación de las Plantas de Inyección de Polímeros y en el desarrollo de industria nacional para dicha tecnología, atento al potencial existente para los recursos remanentes de petróleo y al desarrollo energético del país”, agregaron.

Desde 2019, YPF está implementando el desarrollo masivo de terciaria en el Golfo San Jorge, lugar en el que sumó una vasta experiencia para trasladar a otras provincias como Neuquén, y también el objetivo es Mendoza, distrito que cuenta con yacimientos muy antiguos y con recursos de crudo pesado.

> Método exitoso en el golfo San Jorge

En 2007, Capsa-Capex puso en marcha un proyecto de terciaria en el yacimiento Diadema, en Chubut, que se convirtió en la primera experiencia de masificación de polímeros. Quiere trasladar ese conocimiento a otros bloques como Pampa Castillo-La Guitarra. YPF inició en 2015 un piloto en Manantiales Behr, también en Chubut, que le permitió marcar el año pasado un récord de producción. A partir de 2019 pasó a desarrollo masivo con gran éxito.

La principal ventaja que ofrece la inyección de polímeros es el incremento de la producción de los pozos que al ser maduros tienen una baja productividad, y a través de este mecanismo, se los puede llevar a niveles de etapas más tempranas mejorando la ecuación económica y el petróleo total recuperado. En general se trata de un incremento importante de la captura de crudo durante la operación por el trabajo de los polímeros.

En esta nota

Comentarios