Vientos Neuquinos

Vientos Neuquinos montó todas las piezas de su primer molino

Una iniciativa de la empresa AES tiene cerrados unos 15 contratos con privados para despacharles energía. Terminaría las obras a fines de marzo.

Vientos Neuquinos completó la construcción del primero de sus 29 molinos. AES, la empresa encargada del proyecto, comunicó que en marzo comenzará el despacho al Sistema Interconectado, con prioridad a sus 15 clientes que consiguió en el programa MATER (Mercado a Término de Energías Renovables).

Para el día 11 de febrero está prevista, por la compañía y sus contratistas, la realización de la que será la tercera y última etapa de energización, que será ya la última para conectarse con el sistema nacional.

La compañía, que tiene el apoyo de la Agencia de Inversiones del Neuquén (ADI), cuyo director, Carlos Pereyra, participó en una recorrida con medios, en la que estuvo +e. Los aerogeneradores Nordex vienen de China.

Las torres están hechas de hormigón en Allen. Este último dato es importante para la región y también para los objetivos de la ley de energías renovables de cumplimiento de un porcentaje de insumos nacionales.

“El parque va a entrar por circuitos, creemos que en su totalidad va a empezar a funcionar en junio. Hacia fines de marzo o principios de abril vamos a tener el primer circuito generando energía”, señaló Alfredo Spongia, jefe de proyecto de AES, en diálogo con la prensa.

Vientos Neuquinos tenía capacidad de despacho por 80 MW, sin embargo luego de hacer una inversión de riesgo a privados y un préstamo internacional, la compañía expandió el proyecto a 100,5 MW. “Los privados están esperando que apenas tengamos energía, se la despachemos”, añadió Spongia.

Vientos Neuquinos _ Alfredo Spongia.jpg
Alfredo Spongia, jefe de proyecto de AES:

Alfredo Spongia, jefe de proyecto de AES: "El parque va a entrar por circuitos, creemos que en su totalidad va a empezar a funcionar en junio. Hacia fines de marzo o principios de abril vamos a tener el primer circuito generando energía".

Cada molino del parque eólico Vientos Neuquinos tiene una altura de alrededor de 120 metros, sus palas tienen 65 metros y el peso total es de 1200 toneladas.
Vientos Neuquinos _ 2.jpg
Los aerogeneradores de Vientos Neuquinos empiezan a producir a partir de los 10 u 11 km/h y llegan a su punto máximo cuando el viento supera los 40 km/h.

Los aerogeneradores de Vientos Neuquinos empiezan a producir a partir de los 10 u 11 km/h y llegan a su punto máximo cuando el viento supera los 40 km/h.

Tendrá que pasar al menos un mes más hasta que terminen de llegar todos los packs de aspas para los molinos. Estos insumos están en el puerto de San Antonio Este. Por vía terrestre, van llegando al predio en Bajada Colorada, entre Picún Leufú y Piedra del Águila.

En la zona hay nueve grúas trabajando, cada una de distinto tipo. Todas son importadas puesto que son especializadas para trabajar en áreas pequeñas cargando muchas toneladas.

Unas ocho personas pueden administrar el parque una vez que esté en operaciones plenas (de AES y de Nordex). Actualmente para la construcción hay un despliegue de 260 personas, aunque hubo un pico de 350. Hay mucha rotación de personal, siendo la última la terminación de la subestación que construyó AES y luego le transfirió al EPEN.

Cada molino tiene una altura de alrededor de 120 metros, sus palas tienen 65 metros y el peso total es de 1200 toneladas. El operario podrá subir hasta la zona del aerogenerador gracias a un elevador, en un viaje que tarda unos cuatro minutos.

En las instalaciones que tiene Vientos Neuquinos en Bajada Colorada miden el viento cada hora, por la eficiencia de los aerogeneradores y la seguridad de los operarios. Si hay más de 40 km/h se paran varias tareas en altura y el personal se aboca a otras que no sean de riesgo.

La subestación que Vientos Neuquinos ha construido les permitiría duplicar la potencia, instalando más molinos en el paisaje de Bajada Colorada. El limitante por ahora es la capacidad de transporte, cuya solución sería una línea nueva o renovación de conductores.

Que reine el buen clima es una clave

Que haya poco viento es una desventaja, pero que haya mucho también. Así es que pasaron cinco años de hacer estudios ambientales para determinar cuál era la mejor zona, siendo elegida Bajada Colorada.

Los aerogeneradores de Vientos Neuquinos empiezan a producir a partir de los 10 u 11 km/h y llegan a su punto máximo cuando el viento supera los 40 km/h. Y se paran si llegan a 90 Km/h. En Bajada Colorada miden el viento cada hora, también por cuestiones de seguridad.

LEÉ MÁS

Conectan Vientos Neuquinos, uno de los parques eólicos más grandes del país

Vientos Neuquinos se amplía con la OPIC

Así llegaron al país las aspas para el parque eólico Vientos Neuquinos

En esta nota

Comentarios