Vaca Muerta

Vaca Muerta le llevó una solución al fracking de Dakota del Norte

El desafío para una empresa argentina para trabajar con 40 grados bajo cero y adaptar en tiempo récord un equipo.

Una solución para el fracking realizada por ingenieros de Vaca Muerta llamó la atención de los gigantes petroleros de Dakota del Norte. Más de 10.000 kilómetros viajó un equipo de Moto Mecánica para prestar colaboración en un yacimiento en la cuenca Bakken. Una de las muestras de la curva de aprendizaje de la Argentina en el terreno de los no convencionales que fue importada por Estados Unidos.

Era enero, pleno verano en el país, un llamado telefónico movilizó a toda la empresa. Jason Pitcher, gerente de Desarrollo de Negocios de Moto Mecánica, había comentado a la empresa Sandpro de un nuevo producto. Era el mLine, un sistema de conexionado entre stack y zipper, apto para caudales de bombeo de 120 barriles por minuto. ¿La ventaja más significativa? Una reducción de los tiempos de montaje y desmontaje, mejorando la seguridad de la operación.

En el desarrollo de pozos no convencionales, donde la eficiencia es la prioridad, este complejo entramado de tuberías y válvulas para inyectar elevados caudales con arena logró reducir en Vaca Muerta la erosión en un 80%.

El desafío era que había que adaptar el mLine al yacimiento de Dakota del Norte en 13 días, en pleno invierno y con temperaturas de hasta 40 grados bajo cero. Es así que consiguieron, de la mano del operador, a un proveedor en Canadá -otro país que tienen una industria de hidrocarburos no convencional en auge- para las 50 toneladas de material que iban necesitarse para esta operación en el bloque de Mandaree Warrior.

mLine - Sistema de conexión integral para Fractura Hidráulica

El gerente de fractura Nicolás Aduriz y el ingeniero Adrián Bucciarelli contaron cómo fue trabajar en ese escenario en Estados Unidos, en diálogo con +e. Llegaron a una locación llena de barro. El frío obligaba a trabajar 20 minutos y volver al trailer para recuperar calor. Las bajísimas temperaturas del crudo invierno del norte estadounidense implica que las empresas calefaccionen los equipos para evitar congelamientos.

Si en la industria se suele hablar de “entornos desafiantes”, este sin duda cumplía con los requisitos.

“Es un orgullo que la ingeniería argentina llegue a Estados Unidos y deja un mensaje: no hace falta que venga alguien de afuera para desarrollar productos. Vaca Muerta es eficiente por su gente y por sus empresas regionales”, indicó Bucciarelli en la entrevista con +e.

Bucciarelli tenía experiencia en el offshore y conocía muy poco del fracking, una industria relativamente joven en el país y que hasta ahora sólo tenía como referencia Estados Unidos y Canadá. Fue Aduriz quien lo guió hace tres años en el mundo del fracking, las ramas laterales y las etapas de fractura.

“El equipo que dejamos se está usando actualmente. Estamos muy bien preparados en la Argentina, con todos los recursos que tenemos, para ser competitivos a nivel mundial”, planteó Aduriz. Es que la compañía realiza “trajes a medida”. Y esta operación en Estados Unidos fue uno de los trabajos de sastrería con más desafíos.

Dakota del Norte 1.jpg

Cuando se pusieron a trabajar rápidamente en el montaje de todas las cañerías y válvulas para tener listo el servicio y darle paso a la siguiente empresa de servicios, el resto de los operarios preguntaban “¿qué hacen estos argentinos en Dakota del Norte?”. La frase quedó en Moto Mecánica como sello de la aventura de haber trasladado un producto propio, desarrollado en Vaca Muerta, y adaptarlo para cumplir con las altas exigencias geológicas de la cuenca de Bakken.

De la misma forma que Moto Mecánica llevó tecnología de Vaca Muerta a Estados Unidos, la experiencia les permitió mejorar el producto para la Argentina. Por caso, el engrase fue uno de los temas que mejoraron estando en ese yacimiento a 10.000 kilómetros de la Argentina. Y ya están colaborando con operadoras de la Cuenca Neuquina con el producto mejorado

En esta nota

Comentarios