tormenta

Una nueva tormenta en el Golfo de México afecta la producción

Equinor anunció el retiro de parte de su personal y notificó el cierre de la producción en su plataforma Titan. Además, las empresas Chevron y Occidental Petroleum comenzaron a tomar precauciones en sus instalaciones marítimas de petróleo y gas. 

Una nueva tormenta en el Golfo de México afectó la actividad de las regiones productoras de petróleo de Estados Unidos y obligó al traslado de los trabajadores de las plataformas.

De acuerdo a Reuters, para este viernes, se espera que la alteración climática detectada se convierta en una tormenta tropical. El temporal comenzó a moverse hacia el norte a unos 22 kilómetros por hora, con consecuencias de hasta 30 centímetros de lluvia en la costa central para el sábado, explicó el Servicio Meteorológico Nacional.

Frente a este panorama, la firma Equinor ASA anunció el retiro de parte de su personal e informó el cierre de la producción en su plataforma Titan, que se encuentra a unos 105 kilómetros de la costa de Luisiana. Por su parte, las compañías Chevron y Occidental Petroleum también llevaron adelante las mismas medidas y comenzaron a tomar precauciones en sus instalaciones marítimas de petróleo y gas.

"No es tan inusual realizar vuelos de evacuación tan temprano en la temporada", dijo al respecto Jason Glynn, director de operaciones de la unidad de transporte de tripulaciones de la empresa Bristow Group.

"Los últimos dos años siempre hemos vivido algo similar al comienzo de la temporada", agregó.

Chevron retiró a su personal no esencial de tres plataformas petroleras del Golfo de México y evacuó por completo una cuarta que se encuentra a unos 240 kilómetros de Luisiana. Hasta el momento, según señaló un vocero de la firma, la producción se mantiene en niveles normales.

"Todas nuestras instalaciones cuentan con planes para eventos relacionados con el clima, que están siendo implementados en estos procedimientos", dijo Occidental en su sitio web.

En cambio, otros grandes productores como BP, BHP, Royal Dutch Shell y Murphy Oil afirmaron que se encuentran monitoreando las condiciones climáticas, aunque no informaron afecciones en su elaboración.

Por su lado, Louisiana Offshore Oil Port, el único puerto de exportación de petróleo en aguas profundas de la región, funcionaba con normalidad, mientras que el operador de oleoductos en alta mar Enbridge indicó que se mantiene alerta ante las condiciones climáticas.

En esta nota

Comentarios