Texas

Texas: la actividad shale será impactada por el frío extremo

En algunos casos, las bocas de los pozos se congelaron y esto podría ponerlos fuera de actividad durante varias semanas.

Las bajas temperaturas en Estados Unidos causarán estragos en la producción de petróleo y gas durante varios días, si no semanas, según expertos de la industria, ya que las empresas lidian con equipos congelados y falta de energía para operar.

Texas produce más petróleo y gas natural que cualquier otro estado del país y sus operadores, a diferencia de los de Dakota del Norte o Alaska, no están acostumbrados a lidiar con temperaturas frías. También se han paralizado numerosas refinerías en Texas.

Aproximadamente entre 500.000 y 1,2 millones de barriles por día de la producción petrolera del estado se paró por el clima, que golpeó Texas con las temperaturas más frías en 30 años, según analistas de Rystad Energy. Es probable que el efecto dominó del frío reduzca la producción durante varias semanas.

El hielo en las carreteras en Permian, el principal campo de esquisto de Estados Unidos, detuvo el transporte de todo, desde suministros de arena hasta cemento, mientras que la pérdida de energía que afectó a millones de residentes de Texas también cortó la electricidad de las bombas de petróleo y las instalaciones de eliminación de agua salada.

En algunos casos, las bocas de los pozos se congelaron. También se perdió el servicio celular, utilizado para enviar datos desde los pozos a las bases.

"No han tenido electricidad para hacer funcionar las bombas", declaró el comisionado de Ferrocarriles de Texas, Jim Wright, uno de los tres reguladores electos de la industria del estado. "Algunos productores del oeste de Texas tuvieron que cerrar campos enteros cuando se quedaron sin electricidad".

Chevron comunicó que la pérdida de energía generalizada había llevado a "un cierre significativo de la producción de nuestros activos de Permian", mientras que Exxon indicó que sus operaciones de esquisto en la región estaban operando a "capacidad reducida".

Los pozos pérmicos producen cantidades prolíficas de agua, por lo que las corrientes de producción pueden congelarse fácilmente en las válvulas de superficie. Eso, junto con la pérdida de energía eléctrica, contribuyó a la pérdida de producción, afirmaron analistas de Wood Mackenzie. Muchos pozos dependen del levantamiento de gas y esas líneas también se congelan fácilmente.

"No hay un precedente reciente para esto y realmente se debe a la severidad y la duración del clima frío", observó Marc Amons, de Wood Mackenzie.

La producción de petróleo del estado disminuyó en 35.000 barriles por día en diciembre con respecto a noviembre, y caerá aún más en enero y febrero, dijo Lynn Helms, directora de recursos minerales de Dakota del Norte. "Podríamos ver el doble de la caída de la producción en enero y ver caídas de producción similares en este clima frío", apuntó Helms.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar