Tesla

La Comisión de Valores de Estados Unidos investiga a Tesla por defectos en paneles solares

El informe fue iniciado a raíz de una denuncia realizada previamente a la empresa.

La Comisión de Valores de Estados Unidos abrió una investigación contra Tesla Inc., a raíz de una denuncia realizada previamente, donde se acusa a la empresa de no haber notificado adecuadamente a sus accionistas y al público de los riesgos de incendio asociados a defectos de sus sistemas de paneles solares durante varios años, según una carta de la agencia.

La investigación aumenta la presión sobre el fabricante de automóviles más valioso del mundo, que ya se enfrenta a una pesquisa federal de seguridad sobre accidentes relacionados con sus sistemas de apoyo al conductor.

De acuerdo a Reuters, las preocupaciones sobre los incendios de los sistemas solares de Tesla han sido publicadas anteriormente, pero este es el primer informe de investigación por parte del regulador de valores.

El organismo reveló la investigación de Tesla en respuesta a una solicitud de la Ley de Libertad de Información por parte de Steven Henkes, un exgerente de calidad de la empresa, que presentó la denuncia sobre los sistemas solares en 2019 y pidió a la agencia información.

"Hemos confirmado con el personal de la División de Cumplimiento que la investigación de la que busca registros sigue activa y en curso", dijo la SEC en una respuesta del 24 de septiembre a Henkes, rechazando su solicitud de proporcionar sus registros.

El funcionario de la entidad dijo que la carta "no debía tomarse como una indicación de la agencia de que se habían producido violaciones de la ley".

Henkes, un exgerente de la división de calidad de Toyota Motor, fue despedido de Tesla en agosto de 2020 y demandó a la empresa alegando que el despido fue una represalia por plantear problemas de seguridad.

En la demanda a la SEC, Henkes dijo que Tesla y SolarCity, firma adquitida en 2016, no revelaron su "responsabilidad y exposición a daños a la propiedad, riesgo de lesiones de los usuarios, incendios, etc. a los accionistas" antes y después de la adquisición.

A su vez, la compañía de Elon Musk tampoco notificó a sus clientes que los conectores eléctricos defectuosos podían provocar incendios, según detalla la demanda.

Más de 60.000 clientes residenciales en Estados Unidos y 500 gubernamentales y comerciales se vieron afectados por el problema, de acuerdo al reclamo que presentó en noviembre del año pasado contra Tesla Energy por despido improcedente.

En esta nota

Comentarios