Sondeo

Un sondeo laboral en EE.UU. arroja las peores perspectivas

De acuerdo a los resultados de la Fed Nueva York, el clima para los trabajadores es el más desalentador desde inicio de 2014.

Los estadounidenses seguían ansiosos en diciembre sobre sus perspectivas laborales durante la pandemia y las expectativas de hallar trabajo tras haber perdido el empleo cayeron a su nivel más bajo desde febrero de 2014, según un sondeo publicado el lunes por la Reserva Federal de Nueva York.

Los consumidores calculan que tienen un 46,2% de probabilidades de encontrar trabajo tras haber quedado desempleados, por debajo del 47,9% de noviembre.

Los trabajadores dijeron también que sus posibilidades de quedar sin empleo aumentaron levemente, cuando la probabilidad percibida de perder el trabajo durante 2021 se elevó al 15% en diciembre desde el 14,6% de noviembre. El alza fue impulsada por personas sin educación universitaria.

Pese a la preocupación sobre el mercado laboral, los consumidores dijeron que esperan que la inflación se acelere en el mediano plazo y que el precio de las casas siga subiendo. La mediana de las expectativas sobre cómo cambiará la inflación en los tres próximos años creció por segundo mes consecutivo, llegando al 3% en diciembre desde el 2,8% de noviembre.

Las expectativas inflacionarias para 2021 se mantuvieron planas en una mediana del 3%, según el sondeo de expectativas de los consumidores, un estudio mensual basado en un panel rotatorio de 1.300 hogares.

No obstante, los consumidores dijeron también que había menos certeza sobre cómo cambiará la inflación. El desacuerdo sobre el panorama inflacionario a tres años se elevó también a su nivel más alto desde mayo de 2020.

Se espera que el costo del cuidado médico suba un 9,1% este año, desde el 7,1% de noviembre. Los consumidores esperan también pagar algo más por gastos esenciales como el arriendo, la comida y la gasolina.

Las expectativas sobre cuánto aumentará el precio de las casas en 2021 aumentó con fuerza al 3,6% en diciembre desde el 3% de noviembre, tocando su nivel más alto desde julio de 2018. Las expectativas de alzas en el precio de la vivienda han subido desde abril de 2020, cuando cayeron a cero en el punto máximo de la incertidumbre por la pandemia.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar