shale

Los planes para el shale del sur

La formación D-129 genera altas expectativas, pero chocan contra la situación macroeconómica del país. El desafío para que el shale de Chubut sea una realidad.

Chubut vivió un 2022 repleto de desafíos, pero hubo un indicio que le permitió soñar con el futuro. Es que los avances en la formación D-129 abrieron las puertas para el no convencional en la parte norte de la Cuenca del Golfo San Jorge. Los trabajos que realizó Tecpetrol en el yacimiento El Tordillo dieron como resultado un petróleo similar al que se obtiene en Vaca Muerta y los actores de la industria hidrocarburífera se entusiasmaron con la idea de impulsar el shale.

“Vaca Muerta 2”, “El Tordillo 2” y “Mini Vaca Muerta” eran los títulos que se animaban a dar los dirigentes de la región después que la empresa del Grupo Techint perforará de manera vertical un pozo en abril del año pasado. Sin embargo, los avances se vieron interrumpidos por un inconveniente típico de las cuencas maduras: la cantidad de agua que devuelven los pozos.

“El antecedente más importante es que hubo rastro de hidrocarburos, que eso ya te marca un indicio importante. La cuestión es que hay una complejidad con el pozo. A veces desaparece ese hidrocarburo y comienza a producir agua y ahí es como que se caen las perspectivas. Después vuelven a aparecer hidrocarburos. Debemos encontrar una solución a ese tema”, subrayó el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, en diálogo con +e.

Las autoridades esperan que las empresas ejecuten un plan de exploración en la formación D-129. “Todavía no se hizo un pozo horizontal como se tiene que hacer en los reservorios no convencionales para llegar a resultados más contundentes. Lo bueno es que a raíz de eso se está estudiando el tema de costos, para poder llevar adelante una campaña de exploración con la posibilidad realizar un pozo horizontal”, consideró el funcionario chubutense.

Todavía no hay nada presentado, pero hay interés por parte de Tecpetrol de avanzar en la exploración del no convencional en Chubut. “Es un aspecto positivo y veremos cómo se van dando los escenarios. También tenemos que analizar el margen que tiene la operadora de hacer esa inversión que es millonaria y que muchas veces no da los resultados esperados”, afirmó Cerdá.

Otro buen indicio para seguir desarrollando los trabajos en el shale viene por parte de YPF. La empresa de mayoría estatal también ha demostrado sus intenciones de llevar a cabo una campaña de exploración en el no convencional. “Hay que invertir más en exploración para terminar de tener un panorama más cierto de la D-129”, aseguró.

La exploración permitirá dimensionar la cantidad de hidrocarburos en la formación teniendo en cuenta que solo se ha desarrollado el 10% de Vaca Muerta. Ese es el principal inconveniente para los planes del no convencional de la Cuenca del Golfo San Jorge.

“Las operadoras van a lo seguro y la rentabilidad en Vaca Muerta es inmediata frente a la rentabilidad de exploración que no se sabe qué puede pasar. Esas cuestiones entran en la cabeza de los directivos”, destacó Cerdá.

También se deberá solucionar la falta de equipos que hay en la región. Tema que generó grandes inconvenientes en los últimos y que puso a todos en alerta.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar