residuos

Durante la pandemia también cayó la cantidad de residuos

Hubo menos actividad en las plantas de tratamiento. En 2021, Neuquén tendrá tres rellenos de seguridad para los campos shale.

El tratamiento de los residuos especiales de la industria hidrocarburífera entrará en una etapa compleja en 2021: las plantas de tratamiento, por ahora, están procesando todos los residuos petroleros en stock, antes de la pandemia y la crisis del sector.

Según un informe de la Subsecretaría de Ambiente de la provincia de Neuquén, hoy hay 25 empresas que generaron 43.300 toneladas de residuos especiales en lo que va de este año, en 3974 unidades. La cantidad de residuos ha mermado, acorde con las actividades hidrocarburíferas en Vaca Muerta. A mayor cantidad de equipos y perforadores, más recortes de perforación de agua y aceite que salen de las operadoras.

Parte de lo nuevo dentro de este segmento de la industria, para por los centros de disposición final, que son los rellenos de seguridad para estabilizar los residuos.

Según un informe que hizo conocer Ambiente, están habilitados Servicios Ambientales Neuquén (SAN) y Ecopolo, los dos muy cerca de Loma Campana, centro de operaciones donde se encuentra la mayor cantidad de residuos.

También se encuentra en proceso de habilitación (está en construcción) la planta de Soluciones Ambientales Patagonia SA. El proyecto se encuentra en etapa de evaluación, ya tuvo intervención del Copade, Industria, y debe ser evaluado por Energía (Hidrocarburos e Hídricos) para luego hacer el llamado a audiencia pública en el proceso de emisión de licencia ambiental.

En principio, Ambiente informó de otros dos pedidos de permiso para completar la nómina de puntos de disposición final de estos residuos generados en su mayoría en las áreas de Vaca Muerta.

En el 2021 se espera que se sume un nuevo centro de disposición final para atender una eventual suba de la cantidad de residuos tratados, dentro del total de permisos solicitados.

Estos centros son el último destino de toda la cadena de la producción petrolera (reciben también algunos residuos de otros sectores).

Durante la pandemia, varias de las empresas tratadoras entraron en crisis, y el gobierno provincial les suspendió algunos plazos administrativos para el cumplimiento de las entregas de los volúmenes a tratar. Fue en los meses de abril y mayo.

Con la llegada de la pandemia, y la menor cantidad de pozos perforados, esto se terminó de traducir en una menor cantidad de residuos generados. Con todo, se espera que esta curva se revierta. Hay motivos para pensar que esto puede ser así.

Por un lado, ya empiezan a llegar nuevos equipos perforadores a Vaca Murta, a la espera de nuevas perforaciones que vendrán de la mano con, por caso, el nuevo plan gas. Esto generará un mayor nivel de activad en varias áreas del shale neuquino.

Al mismo tiempo, podría haber un incremento también de la mano del petróleo, si se logran mayores colcoaciones en el exterior o llega la tan esperada vacuna del coronavirus.

Mientras tanto, se avanza para garantizar las condiciones que permitan el tratamiento adecuado de los residuos que se podrían generar en el futuro de corto plazo.

La ruta de la basura

  • Los generadores. Son empresas que descartan grandes cantidades de basura plástica, agroquímicos, aceites, baterías, tubos fluorescentes y también la basura de las perforaciones de las petroleras, que son los recortes a base de agua y aceite.
  • El transportista. Es un servicio de transporte especial para el traslado de estos residuos (previa habilitación) hacia las plantas de tratamiento o los rellenos de seguridad. El transporte tiene que estar registrado y cumplir con normativas.
  • Quema o desorción. Algunos residuos tienen un tratamiento térmico y otros, la quema directa en los hornos. Parte de la basura es reutilizable con algunos métodos.
  • Relleno de seguridad. A todos aquellos residuos que no tienen tratamiento de remediación o reutilización se los estabiliza en un relleno de disposición final.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar