regalías

Silvia Sapag quiere discutir en el Senado una suba de las regalías petroleras

"El recurso es nuestro y nos están dejando tierra arrasada", manifestó la senadora nacional. Considera que el 12% quedó obsoleto después de la privatización total de YPF en los noventa.

La senadora nacional Silvia Sapag (Frente de Todos) llevará al Congreso una discusión que considera necesaria: elevar el porcentaje de regalías que pagan las operadoras. El objetivo es mejorar los ingresos para apuntalar el desarrollo de las comunidades donde se realiza la explotación de petróleo y gas, que en muchos casos el crecimiento económico no trae aparejado infraestructura y servicios para mejorar la claridad de vida.

"Hay cuestiones que parecen cristalizadas, ¿por qué las regalías tienen que ser del 12 y no otro valor?", se preguntó Sapag en diálogo con +e. "En las prórrogas de concesiones sin proceso licitatorio pueden discutirse regalías más elevadas", señaló. "Cuando se estableció el 12%, el 88% era para la Nación y el 12% para las provincias. Después de la privatización, el 88% va para el sector privado que es mayoritariamente extranjero", sostuvo.

Hay casos en las provincias de Tierra del Fuego y Chubut donde se establecieron regalías adicionales en algunas extensiones de contratos -no son estrictamente regalías, pero se liquidan como tales-. Si bien no planteó hasta qué porcentaje elevar las regalías, Sapag recordó que fue Arturo Frondizi el que propuso elevar la participación al 50% sobre la producción neta de explotación.

"Sé que estos planteos que modifican el status quo pueden generar resistencia. Van a decir que va en contra del desarrollo de Vaca Muerta, pero hay que tener en cuenta que el recurso es nuestro y nos están dejando tierra arrasada. Añelo podría ser una de las ciudades más ricas del país, sin embargo tiene muchísimas falencias y no hay servicios suficientes para toda la población. Las empresas vienen a sacar petróleo y no ha dejar nada", remarcó la senadora.

Sapag indicó que la presentación la hará en las sesiones ordinarias cuando empiece a abordarse legislación petrolera y para Vaca Muerta. "Las leyes son perfectibles, nunca una ley es dura y cerrada. Siempre se la puede modificar. Una ley puede ser muy buena, pero pasadas circunstancias, movimientos sociales y contextos políticos y económicos es necesario hacer una modificación. En la medida que haya discusión, uno puede ir acercando posturas", sostuvo.

"Las regalías petroleras son otra importante entrada de divisas después del campo para pagar la deuda que nos han dejado a 100 años", afirmó.

La senadora del Frente de Todos valoró el rol de las empresas argentinas en el desarrollo de Vaca Muerta. "Un pozo horizontal cuesta u$s 21 millones y fue gracias al conocimiento argentino que se logró bajar el costo a u$s 7,5 millones. El mundo petrolero está mirando la experiencia argentina porque es maravillosa", subrayó Sapag en el contacto con este medio. "No nos salvan solo las empresas extranjeras, le tenemos que dar aire y empujar a nuestras empresas para que den el salto. Yo quiero que se industrialice en origen el gas y el petróleo", agregó.

En esta nota

Comentarios