Pymes

Pymes apoyan un precio sostén y obras después de la crisis

Consideran que como valor ideal entre 40 y 46 dólares. Nación no soportaría financiar un barril interno a 54. Piden infraestructura gasífera tras la pandemia.

Entre las Pymes neuquinas hay consenso: el "barril argentino", aquel precio sostén desacoplado del desplome de los crudos de referencia internacional, es la medida correcta para no desandar el camino que se hizo en Vaca Muerta. Sin embargo, u$s 54 es una expectativa muy alta.Creen que ante la crisis sanitaria y económica, el gobierno nacional propondrá entre 40 y 46 dólares, pensando en cómo mantener la mínima actividad en la industria clave de la Cuenca Neuquina.

Según conoció +e a través de fuentes de CEIPA (Cámara Empresarial Industria Petrolera y Afines de Neuquén), una de las principales organizaciones de pymes de la provincia, entre los empresarios regionales hay pulgar arriba para el precio sostén. Como se dijo más arriba, el valor pretendido por las provincias productoras y operadoras no podría soportarlo la gestión de Alberto Fernández ante las urgencias que demanda el país por la pandemia del coronavirus.

"Nos parece que un barril interno es clave para sostener el nivel de actividad en el sector hidrocarburífero y lograr el abastecimiento de combustibles para el país sin tener que recurrir a la importación", indicó una fuente del sector de las pymes a este medio. "Creemos que, dadas las circunstancias, el precio sostén va a estar rondando entre los 40 y 50 dólares. Quizás no más de 45 o 46".

El tema lo está manejando Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, y las conversaciones están orientándose más hacia un "barril argentino" de u$s 46 dólares, no los u$s 54 que se pretenden pero bastante más alto el rango de entre 23 y 25 dólares al que cotizan los crudos de referencia como el Brent, que es el que utiliza la Argentina como guía.

Otro de los temas que conversan los empresarios pyme de Vaca Muerta es la necesidad de incrementar la infraestructura. Es quizás uno de los temas más discutidos en el sector, pero que ahora podría convertirse en una prioridad. Los dirigentes pymes consideran que una vez superada la pandemia, el gobierno nacional debería impulsar un plan de obra pública con un apartado especial para el gas. Las vueltas de la industria: Vaca Muerta reorientándose al gas.

Las pymes neuquinas piensan en un futuro próximo con el despliegue de gasoductos para transportar el shale gas de Vaca Muerta hasta los mercados desatendidos del país, priorizando el abastecimiento interno y tratando de evitar el gasto de divisas, necesarias para sostener la macroeconomía y la inflación, en gas importado desde Bolivia. Incluso, reforzar las relaciones con los países vecinos para exportar hacía allí si las fronteras se vuelven menos permeables después del Covid-19.

En ese sentido, hay que recordar la propuesta que empezar a estudiar los equipos económicos de Brasil y de YPF para llevar gas neuquino al país que conduce Jair Bolsonaro. "Podría ser un mercado muy interesante para nosotros", decía en enero el presidente de la estatal argentina, Guillermo Nielsen, haciendo foco en los grifos que traigan dólares al país y así afrontar la deuda externa.

En CEIPA, por ejemplo, analizan la construcción de gasoductos como un beneficio de varias aristas. Por un lado la creación de puestos de trabajo en el corto plazo en el sector de la construcción, también que no se despilfarren divisas con la importación de gas y la generación de nuevos clientes para Vaca Muerta.

LEÉ MÁS

El precio sostén le llegó al presidente por videoconferencia

Se viene un plan pyme en plena tormenta

En esta nota

Comentarios