proyecto

El primer gran parque eólico marino comercial de EEUU supera el principal escollo normativo

Una declaración de impacto ambiental será publicada y correrán los plazos para aprobar el proyecto Vineyard Wind, un proyecto de 800 megavatios.

El Departamento del Interior de Estados Unidos dijo que completó su última revisión ambiental de lo que de tener éxito será el primer parque eólico marino del país a escala comercial, despejando un obstáculo clave en el proceso de aprobación del proyecto frente a la costa del estado de Massachusetts.

La declaración final sobre impacto ambiental de la Oficina de Administración de Energía Oceánica de Estados Unidos (BOEM, por su sigla en inglés) para Vineyard Wind, un proyecto de energía eólica de 800 megavatios, se publicará en el registro federal el viernes, dando inicio a un período final para presentar comentarios de 30 días antes de emitir su acta de decisión sobre la aprobación del proyecto.

El proyecto es un paso clave el gobierno, que se ha fijado el objetivo de duplicar la capacidad de generación eólica marina del país para 2030 y descarbonizar el sector eléctrico para 2035.

El Gobierno revocó en febrero una decisión de la anterior administración que había cancelaba el proceso de concesión de permisos para Vineyard Wind a finales del año pasado, reanudando con ello el proceso de revisión medioambiental.

Vineyard Wind es una empresa conjunta formada por Avangrid, unidad de la española Iberdrola, y la danesa Copenhagen Infrastructure Partners. El proyecto se situaría a 24 km de la costa de Massachusetts. Una vez construido, se espera que proporcione energía a más de 400.000 hogares del estado.

El sector de la energía eólica marina se había quejado de la lentitud en la concesión de permisos para los proyectos en alta mar, por lo que acogió con satisfacción el anuncio del lunes.

En esta nota

Comentarios