petroleros

Gremios petroleros afinan la letra del acuerdo salarial

Esta tarde reanudan las conversaciones por videoconferencia. Los reparos de los sindicatos jerárquicos.

Las negociaciones en el ámbito de los sindicatos petroleros siguen por estas horas, previo a la videoconferencia de esta tarde donde se buscará un consenso en la letra fina del programa propuesto por las empresas. Los jerárquicos tienen reparos en varios aspectos, especialmente sobre las escalas salariales, y los santacruceños y la Federación cuestionaron el porcentaje de reducción salarial.

En la Patagonia sur, el chubutense Jorge Ávila está en sintonía con el neuquino Guillermo Pereyra en la necesidad de preservar la relación de dependencia de los operarios y superar este periodo de cuarentena total en la Argentina. Sin embargo, Ávila y su colega jerárquico José Llugdar pidieron que en el documento se indique que se puede prorrogar el acuerdo y que los trabajadores tienen garantizados sus puestos del 31 de mayo.

A su vez, en el ámbito jerárquico de todo el país preocupaba que haya un desbalance en las escalas salariales. Como los sueldos petroleros tienen buena parte de su poder en los adicionales, sólo pagando el básico y una vianda nivelaría a todos hacia abajo. Esto provocaría que el personal profesional y con mayor función pasaría a ganar casi equiparado con un operario de pozo. El pedido es que se respeten las escalas salariales.

Claudio Vidal, el dirigente de base de Santa Cruz, reiteró su cuestionamiento al programa de suspensiones. "No vamos a permitir que el petrolero pague las consecuencias de la crisis en un marco de atropello que subestima toda capacidad de entendimiento. Resulta necesario proteger por igual a todos los dependientes que son prescindidos en sus labores por motivos ajenos al cumplimiento de sus obligaciones", manifestó.

Esta tarde se reanudan las conversaciones por videoconferencia entre los representantes gremiales, empresarios y del Ministerio de Trabajo de la Nación. La audiencia fue fijada para este lunes en función de las diferencias que tenían los sindicatos sobre el acta que trascendió la semana pasada, que consiste en pagar un básico y una vianda al personal suspendido en un contexto donde la actividad de producción sigue disminuyendo.

La crisis petrolera va camino hacia la peor de la historia, con el barril de Brent a 26 dólares y el WTI a 11. A este panorama, se suma que los sistemas de transporte y almacenamiento de crudo están colapsados y que eso ameritó un recorte récord de los principales países productores, de la OPEP y otros como Rusia y Estados Unidos. En la Argentina, las refinerías empiezan a pausar la refinación y la venta de combustibles está en lo mínimo por el aislamiento.

LEÉ MÁS

Un acuerdo que apuesta a sostener los empleos

El acuerdo petrolero se discute el lunes en audiencia

En esta nota

Comentarios