petróleo

Futuros del petróleo en EEUU experimentan una brecha récord

El WTI se cotiza en su peor valor de los últimos veinte años. La industria en Estados Unidos está en una situación extrema.

Los mercados de futuros del crudo en Estados Unidos se enfrentan a una situación extrema: el contrato actual para mayo, que expira el martes, cayó un 36% en la sesión de este lunes, abriendo la mayor brecha de la historia con el próximo contrato, a casi 11 dólares por barril.

La gigantesca brecha es el resultado de un impacto simultáneo en el mercado del agudo desplome de la demanda por la pandemia de coronavirus y un exceso de suministro de crudo a nivel mundial. Aunque los países productores firmaron un acuerdo de reducción de bombeo, estos no se realizarán de manera suficientemente rápida para impedir una sobreabundancia masiva en el próximo par de semanas.

Como resultado, los operadores de futuros, que podrían ser capaces normalmente de cambiarse del contrato que expira al siguiente, están encontrando muy pocos compradores para el de mayo, que concluye ahora, porque muy poca gente quiere cerrar ahora el envío de barriles de crudo, lo que le convierte en algo parecido a un huérfano.

Este mediodía el contrato para mayo operaba con una baja del 36%, o 6,73 dólares, a 11,50 dólares el barril, aunque solo habían cambiado de manos unos 65.000 contratos. Por su parte, el contrato para junio perdía 2,90 dólares, o un 12%, a 22,12 dólares el barril, con más de 365.000 contratos ejecutados. Cuando un contrato de futuros expira, los operadores deben decidir si aceptan envíos o si pasan sus posiciones al contrato siguiente.

Este proceso suele ser relativamente sencillo, pero el desplome del contrato de mayo refleja preocupaciones sobre un nivel desorbitante de suministro entrando a los mercados, ya que los cargamentos procedentes de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como Arabia Saudita contratados en marzo se encaminan a causar una sobreabundancia.

"El problema real es que la caballería (los recortes de la OPEP y sus aliados) no llegará a tiempo para salvar su mercado petrolero. Esta podría ser una de las peores entregas de la historia. Nadie quiere o necesita crudo ahora mismo", dijo Phil Flynn, de Price Futures Group en Chicago.

Los mayores productores petroleros mundiales acordaron un recorte de bombeo de 9,7 millones de barriles por día (bpd) en un intento por tener bajo control la oferta mundial mientras se hunde la demanda, pero no comenzará hasta mayo.

"Estamos viendo una combinación de débiles fundamentos para los equilibrios del crudo en Estados Unidos, ya que la capacidad restante de almacenaje en Cushing de 21 millones de barriles estará más que completa en las próximas semanas", dijo Bjornar Tonhaugen, de Rystad Energy.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar