petróleo

El petróleo, con una racha liquidadora

La industria y los mercados continúan con los temores ante los excesos de suministros, que podría provocar otra crisis de stock.

Los precios del petróleo se hundían más de 3% este jueves, acentuando la ola vendedora de la sesión anterior, presionados por temores a un exceso de suministros globales después de que gobiernos en Europa ordenaron nuevas restricciones para frenar la segunda ola de casos de coronavirus.

Los futuros del crudo Brent se derrumbaban 3,53%, o 1,38 dólares, a 37,74 dólares el barril en la apertura de los mercados, en su menor nivel desde mediados de junio. Los futuros del petróleo WTI de Estados Unidos perdían 3,69%, o 1,38 dólares, a 36,01 dólares el barril, un piso de más de siete semanas. Ambos contratos cayeron más de 5% el miércoles.

Los casos de COVID-19 se diseminan otra vez por todo Europa. Francia dijo que ordenará a todas las personas permanecer en casa desde el viernes a excepción de los trabajadores de actividades esenciales, en tanto que Alemania cerrará bares, restaurantes y cines desde el 2 de noviembre hasta fines del mes.

"Los confinamientos en Europa van a comenzar a generar más preocupaciones por la demanda, por lo que el panorama para el corto plazo del crudo empieza a deteriorarse", dijo Stephen Innes, estratega de mercados de Axi.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados estarán analizando de cerca las condiciones para la demanda. El grupo conocido como OPEP+ tiene planes de moderar sus recortes de producción a partir de enero del 2021, desde los actuales 7,7 millones de barriles por día (bpd) hasta cerca de 5,7 millones de bpd.

"Creemos que es cada vez menos probable que la producción de crudo pueda empezar a aumentar desde enero", dijo Commerzbank. "En lugar de eso, la OPEP y sus aliados deberían implementar más recortes del bombeo, en vista de los débiles prospectos para la demanda", sostuvo.

El bloque OPEP+ tiene previsto reunirse el 30 de noviembre y 1 diciembre para discutir sus políticas de producción.

En esta nota

Comentarios