petróleo

El petróleo todavía puede confiar en China

Las restricciones en los viajes de Año Nuevo chino se ralentizarán, pero no detendrán recuperación demanda petróleo.

Los esfuerzos del gobierno por evitar que la gente viaje para el Año Nuevo chino debido a varios brotes de COVID-19 están obligando a los analistas a revisar las estimaciones de demanda de combustible del primer trimestre, pero el mercado no espera que descarrile su recuperación post-pandémica.

El Ministerio de Transporte de China ha dicho que los desplazamientos de pasajeros durante la temporada de viajes de primavera de 40 días podrían bajar un 40% respecto a los niveles anteriores a la pandemia, en 2019. Eso ha llevado a los analistas a recortar las previsiones de demanda de petróleo para el primer trimestre en hasta 400.000 barriles por día (bpd), suponiendo que esto significa que se consumirá menos gasolina y combustible para aviones.

También es probable que se produzca un descenso trimestral del consumo de petróleo en China, según la Agencia Internacional de Energía, el primero desde que la demanda se recuperó rápidamente de la contracción inducida por la pandemia del año pasado. Pero esto no hará retroceder el resurgimiento del consumo de petróleo en la segunda mitad de 2020.

Igualmente, el consumo de petróleo de China en el primer trimestre aumentaría entre 2 y 3 millones de bpd respecto al mismo trimestre del año anterior, dijeron analistas de Energy Aspects, IHS Markit y Wood Mackenzie.

"Creemos que un enfriamiento (durante el Año Nuevo Lunar) puede resultar en un restablecimiento saludable para un repunte más fuerte en el segundo trimestre, cuando China pueda crecer a todo vapor sin verse afectada por brotes de virus a mayor escala", dijo el analista de Energy Aspects para China, Yuntao Liu.

La gasolina y el combustible para aviones serían los más afectados por la baja demanda durante el periodo de viajes, según los analistas, mientras que los combustibles industriales resistirán la tendencia ya que los trabajadores migrantes se quedan en las principales ciudades, lo que permite que las fábricas y las obras de construcción reanuden el trabajo rápidamente después de las vacaciones.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar