petróleo

El petróleo se desploma por debajo de los u$s 70

Los precios del petróleo siguen en baja hoy tras el fuerte declive de 7% de la víspera, por el temor ante el aumento de casos de COVID-19 y tras el acuerdo de la OPEP+.

Los precios del crudo siguen en baja hoy tras el fuerte declive de 7% de la víspera, generado por temor ante el aumento de casos de COVID-19 y ante las decisiones de aumento de suministros de OPEP+.

A las 10:30, el Brent bajaba a 67,57 dólares el barril tras haber caído un 6,8% el lunes. El WTI retrocedía a 65,25 dólares luego del descenso de 7,5% de la sesión previa.

Se espera que los inventarios de crudo en los Estados Unidos caigan por novena semana, mientras que OPEP pronostica que la demanda mundial de petróleo crezca un 6,6% en 2021 con la expansión centrada en la segunda mitad del año.

La liquidación del lunes, que empujó al crudo a un mínimo de dos meses y afectó a otros activos de riesgo fue impulsada por la preocupación de que el aumento de las infecciones por COVID-19 podría hacer que la demanda se debilite.

"La demanda global todavía parece estar recuperándose dinámicamente, por lo que el mercado petrolero debería terminar en un déficit de oferta en los próximos meses a pesar de los aumentos de producción que implementará OPEP+", dijo Eugen Weinberg de Commerzbank a Reuters.

La liquidación del lunes, que empujó al crudo a un mínimo de dos meses y afectó a otros activos de riesgo fue impulsada por la preocupación de que el aumento de las infecciones por COVID-19 podría hacer que la demanda se debilite nuevamente justo cuando OPEP+ ha decidido aumentar la oferta.

La OPEP y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, acordaron el domingo aumentar la producción a partir de agosto, deshaciendo más las restricciones de suministro implementadas cuando la pandemia golpeó el año pasado.

La variante del coronavirus Delta es ahora la cepa dominante en todo el mundo, dijeron funcionarios estadounidenses el viernes.

Aún así, Carsten Menke, analista de Julius Baer, dijo que es poco probable que ponga en peligro la recuperación del crecimiento global, aunque podría causar "contratiempos regionales".

En esta nota

Comentarios