paz

Señal sindical: paz social para Vaca Muerta

La conciliación voluntaria abre un espacio de negociaciones. Sin embargo, la advertencia es "no hay paz social con trabajadores en la calle".

El fin de año para el sector de los trabajadores petroleros fue preocupante. Primero empezaron los rumores de despidos masivos que luego se materializaron con los 600 telegramas de las empresas San Antonio y Schlumberger. De la misma manera que el gobierno nacional envió como señales para la reactivación de Vaca Muerta la baja de retenciones y la redacción de una ley para el shale, los sindicatos sumaron la garantía de paz social en la Cuenca Neuquina. Junto a las cámaras empresariales, sellaron la conciliación voluntaria hasta el 28 de enero.

Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, advirtió que este periodo de paz social solo tiene sentido si las compañías mantienen el compromiso de no despedir operarios. En ese marco, anunció que solicitó la conformación de una comisión de seguimiento salarial. “Es para equilibrar el salario y adelantarnos a la pérdida del poder adquisitivo”, explicó.

“Cuando nos enterábamos de que tal o cual empresa iba a despedir a compañeros, pedimos siempre que se mantuviera la tranquilidad”, detalló Pereyra durante un plenario informativo con los delegados y los miembros de la comisión directiva. “No fuimos los trabajadores los que provocamos esta situación. ¿Por qué la variable de ajuste siempre somos los trabajadores?”, apuntó el sindicalista petrolero.

"Acordamos extender la conciliación hasta el día 28 de enero y trazamos entre todas las partes un camino de búsqueda de soluciones”, Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados.

“Así que, en conjunto, el gobierno nacional, el provincial, empresas y sindicatos acordamos extender la conciliación hasta el día 28 de enero y trazamos entre todas las partes un camino de búsqueda de soluciones”, describió. “Nuestra organización trabaja siempre para generar paz social. Y no habrá paz social con trabajadores en la calle”, sentenció el titular del gremio.

Los dirigentes de los dos gremios petroleros estuvieron con Claudio Moroni, el ministro de Trabajo de la Nación, en una reunión que estaba programada para presentarse formalmente ante el nuevo funcionario.

ep06-f01-ener-001.jpg

“Se va a continuar con las paritarias sectoriales. El gobierno solo intervendrá en aquellas ramas que han quedado desfasadas y por debajo de los ingresos mínimos, y ni siquiera ahí se cancelarán las negociaciones salariales de partes”, apuntó el secretario general de los petroleros privados luego de ese encuentro.

Pereyra también está al tanto del proyecto de una ley para incentivar las inversiones en Vaca Muerta, una de las iniciativas en las que trabaja Guillermo Nielsen, el nuevo presidente de YPF, y el equipo económico del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Mientras tanto, para aliviar el bolsillo, el gremio petrolero lograron en la última audiencia el adelanto del 9% de aumento salarial para el mes de enero, una suma que originalmente está prevista para febrero, según el acta firmada a principios de año.

En esta nota

Comentarios