Parque solar

Chile inauguró un parque solar monumental en el desierto de Atacama

Las instalaciones en Atacama cuentan con 470 mil paneles fotovoltaicos, convirtiendo a la planta Diego de Almagro Sur en la más ambiciosa construida actualmente en América Latina.

El desierto de Atacama es, sin lugar a dudas, un espacio de particularidades. Es el lugar no polar más árido de la Tierra, es el único desierto verdadero que recibe menos precipitación que los desiertos polares, es la zona con mayor nivel de incidencia solar del mundo y es el desierto de niebla más grande de todo el globo. Como si fuera poco, por estos días es noticia porque el desierto de Atacama es escenario del parque solar en operación más ambicioso de la región.

Allí, en el medio de la nada misma, hay 470.000 espejos mirando al cielo con una capacidad instalada de 230 MW. Su función es seguir la trayectoria del sol reflejando y direccionando la radiación hacia el receptor y transformarla en energía.

“Estamos comprometidos con acelerar la meta de descarbonización de nuestra matriz energética y para cumplir con este objetivo no podemos seguir desechando la energía que producimos con el sol y con el viento. La Planta Fotovoltaica Diego de Almagro Sur cuenta, además, con un sistema de baterías de almacenamiento que le permite una capacidad de 8 MW. Esto es un elemento diferenciador para plantas de este tipo”, dijo el ministro de Energía, Diego Pardow, durante la inauguración.

El funcionario chileno agregó que “con este sistema el suministro de energía puede aguantar por hasta cuatro horas, inyectando hasta 32 MW por hora de energía. El desarrollo de un proyecto como Diego de Almagro Sur es fundamental, no solamente por lo que inyectará en términos materiales al Sistema Eléctrico Nacional (SIN), sino también por lo que significa como un símbolo de nuestra matriz energética”.

Los números del parque

El llamado parque solar Diego de Almagro Sur (DAS) -operado por la empresa eléctrica chilena Colbún- está ubicado en un terreno de 330 hectáreas y cuenta con 470.000 paneles de Trina Solar, proveedor global líder en soluciones fotovoltaicas y de energía inteligente.

En general, los números que se difunden son asombrosos. La potencia con la que contará DAS -emplazado en la localidad de Diego de Almagro (Región de Atacama)- será de 230 MW, la que equivale al consumo de cerca de 316.000 personas o 110.000 viviendas. Además, tendrá un sistema de baterías de almacenamiento que permitirá una capacidad de 8 MW, conteniendo hasta cuatro horas e inyectando hasta 32 MWh por hora de energía.

El complejo cuenta con el modelo bifacial DEG18MC.20(II) de Trina Solar y cuando entre en funcionamiento generará un promedio de 648 GW al año y evitará la emisión de casi 253.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivaldría al retiro de circulación de más de 67.000 automóviles en forma anual.

“Estamos muy contentos por ser parte de este gran e importante proyecto. La Región de Atacama posee altos niveles de radiación solar, lo que la transforma en una zona de condiciones propicias para generar este tipo de energía. El módulo seleccionado fue un monocristalino bifacial, que cuenta con una potencia máxima de 500W y alcanza un 21% de eficiencia”, comentó Mauricio González, Gerente de Ventas Trina Solar Chile.

Colbún realizó una inversión para este parque de 150 millones de dólares, lo que significó la creación de 300 puestos de trabajo aproximadamente. En tanto, el proyecto de baterías significó una inversión de 11 millones de dólares.

parque solar desierto atacama _2.jpg

El bendito sol de Atacama

Con la inauguración de este parque, la región se consolida como capital de la energía solar en el país trasandino. Según informa el Ministerio de Energía de Chile en su página web, en la región de Atacama existen 35 centrales de generación eléctrica.

Atacama cerró el 2021 con un total de 9.476 GWh (9.476.084 MWh) de energía generada aportando más de la mitad de su producción en base a fuentes renovables con un 53% (5.018 GWh) de energía limpia inyectada al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) durante el año pasado.

En Atacama se genera la mayor parte de energía limpia del país y, gracias a ella, el año pasado se tachó de la lista uno de los objetivos ambientales más ambiciosos que el país se había puesto cuatro años antes del plazo.

Para 2025, la meta era que el 20% de la generación eléctrica nacional tuviera su origen en energías renovables no convencionales (ERNC). Este año, el porcentaje ya ronda el 31,1%, según la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera); principalmente por las fotovoltaicas, que representan un 15% de estas.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar