Naftas

Las naftas van hacia una recaída en sus ventas en Neuquén

El paso atrás en la cuarentena en la ciudad ya se nota en el movimiento de las estaciones de servicio y el consumo de naftas.

Con la confirmación de la circulación comunitaria también en la ciudad de Neuquén y nuevas medidas para controlar la disparada de casos de coronavirus, uno de los sectores de la cadena energética que podría verse golpeado es el de las estaciones de servicio. En particular en el segmento de las naftas, donde la cuarentena total dio un duro golpe a las finanzas de las pymes que venden las distintas marcas.

"En estos primeros días de julio podemos ver una baja de las ventas. Creo que va a ser un mes malo después del 'airecito freco' que tuvimos en mayo y junio", explicó Carlos Pinto, presidente de la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén, en contacto con +e. "Abril y buena parte de mayo fueron meses duros donde cayeron las ventas. En junio, con la flexibilización de la cuarentena, hubo más movimiento con la apertura de más rubros comerciales que acompañaron al sector de los combustibles", aclaró.

En abril (el mes de la cuarentena total) contra febrero (el último mes pleno) hubo una caída del 70,5% en promedio en la provincia de Neuquén, en tanto que el gasoil tuvo una disminución del 64,7%. La variación en la facturación en ese periodo fue de nada menos que 1.400 millones de pesos para las empresas neuquinas del rubro. En mayo hubo una recuperación frente a abril del 58,4% en naftas y 45,4% en gasoil.

Por su parte, la provincia de Río Negro tuvo una caída en abril contra febrero del 66,5% en naftas y del 51% en gasoil. Las pérdidas económicas alcanzaron los 1.324 millones de pesos para las pymes de los combustibles. La recuperación en esta región está entre las más bajas del país: en mayo con relación a abril las naftas subieron sus ventas apenas un 29,3% y el gasoil un 10,3%.

Estos datos corresponden a un relevamiento pedido por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (Cecha) para evaluar el impacto del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) en la venta de combustibles. Una de las organizaciones que forman parte de Cecha es la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén.

"Es demasiado prematuro para decir cantidades o un porcentaje, pero lo sentimos todos los días con el flujo de caja", contó Pinto, presidente de la cámara regional". Se ha buscado disminuir la circulación por los mayores casos de coronavirus, por lo que tanto la marcha atrás en la cuarentena y el sistema de salidas por terminación del DNI afectaron el movimiento en las estaciones. Las ventas acompañan a la circulación, va a haber una recaída, de eso no cabe duda", señaló.

Las estaciones de servicio son todas pymes que fueron declaradas servicio esencial, por lo que podían abrir las 24 horas todo este tiempo de pandemia, y tuvieron que aplicar una serie de medidas de protección. Por ejemplo, dividir al personal en grupos que trabajen siempre juntos, así en la eventualidad de que haya un caso o un sospechoso de coronavirus, se aísle todo el grupo y no tenga que cerrarse la estación.

En un acuerdo con el sector gremial, las empresas pagarán el aguinaldo en dos veces: una en julio y otra en agosto. Por estos días están esperando la confirmación del ATP 3 para cubrir una parte de los sueldos de junio.

LEÉ MÁS

Las 4x4 incentivaron el consumo de gasoil

Se consume el 55 % de la nafta respecto de marzo

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar