Mosconi

El legado petrolero de Enrique Mosconi, fundador de YPF

En un nuevo aniversario de su nacimiento, un repaso a la vida de quien ideara y encabezara a la empresa YPF.

Nacido en 1877, Enrique Mosconi tuvo formación militar y se graduó como ingeniero en 1903, para luego recorrer Europa como enviado de las fuerzas. Autor de una extensa bibliografía con sus ideas sobre la importancia del petróleo para la independencia del país, influenció a muchos dirigentes latinoamericanos en la creación de empresas estatales. En 1922 fundó YPF, bajo el ala del gobierno de Hipólito Yrigoyen.

El siguiente es un fragmento del artículo "Enrique Mosconi: Petróleo e independencia económica", escrito por el historiador Ernesto Salas en la revista Mestiza.

A pesar de las limitaciones políticas con las que se enfrentaba la posición nacional, en 1929 Enrique Mosconi decidió, como un acto de independencia económica, fijar un precio para la nafta que era inferior al de las empresas extranjeras y único para todo el país. Como consecuencia, los trusts debieron bajar sus precios. YPF se había convertido en la empresa hegemónica, pero Mosconi estaba seguro de que habría represalias con la importación. Entonces decidió hacer un contrato con la compañía soviética Iuyamtorg para importar unos 270.000 m3 de nafta por año a 11 centavos el litro a cambio de productos agrarios. De todas maneras, a pesar de los esfuerzos estatales, hacia fines de la década las empresas extranjeras aún dominaban la venta con el 80% de los surtidores.

El 6 de septiembre de 1930, un golpe militar derrocó por la fuerza al gobierno de Yrigoyen y creó un clima favorable a las empresas extranjeras que, en los dos años siguientes casi cuadruplicaron la producción de petróleo crudo. Mosconi permaneció leal al gobierno y el día del golpe fue unos de los oficiales que se ofrecieron para ejercer la resistencia. El 9 de septiembre fue detenido, se lo separó de su cargo de director general de YPF, y se le inició un sumario interno por corrupción. Tiempo después, para evitar su influencia en el Ejército lo enviaron al exilio en Europa del que recién regresó en 1932, cuando el general Agustín Justo asumió la presidencia por la vía del fraude electoral. Aun así debió soportar el agravio de que lo humillaran con el cargo de director de la Academia de Tiro y Esgrima del Ejército.

En 1933, un ataque de hemiplejia le provocó una parálisis que lo tuvo postrado durante siete meses y, después de una rehabilitación, lo confinó a una silla de ruedas. De todas maneras, ello no le impidió, con la ayuda de sus hermanas, la escritura de sus memorias: El petróleo argentino, 1922-1930 publicado en 1936 y Dichos y hechos, 1904-1938. En los años siguientes su salud empeoró. Falleció el 4 de junio de 1940.

https://twitter.com/YPFoficial/status/1495745154992517121

Inspirado por el modelo argentino, varios gobiernos latinoamericanos decidieron emprender el camino de la estatización del petróleo. En 1931, lo siguió el gobierno uruguayo con la creación de Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP). En 1936, el gobierno militar de David Toro creó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y decretó la expropiación de la Standard Oil Company of Bolivia.

También inspirado en las ideas de Mosconi, Brasil creó, durante el primer gobierno de Getulio Vargas, el Conselho Nacional de Petróleo (CNP) iniciando una dura batalla por la nacionalización. Recién en 1953, durante el segundo gobierno de Vargas se creó Petrobrás, el monopolio estatal brasileño. En México, en 1938, el gobierno de Lázaro Cárdenas nacionalizó la industria petrolera mexicana y estableció el monopolio petrolero estatal PEMEX.

En todos los casos, la referencia a la figura de YPF y de Enrique Mosconi fue ineludible.

En esta nota

Comentarios