mercado

Petroleras tramitan exportaciones por un millón de barriles

Los datos de la secretaría de Energía dan cuenta de cómo las productoras buscan mercados en el exterior.

Las principales productoras de crudo del país siguen mirando al exterior en el arranque del 2021. Las condiciones de precio y las retenciones fijadas para las exportaciones siguen haciendo atrayente explorar el mercado mundial, en un contexto de restricciones internas pero en el que de a poco podrían darse chances en función de cómo evolucione la pandemia en todo el mundo.

La Secretaría de Energía de la Nación recibió pedidos de autorización de exportaciones para casi dos millones de barriles durante abril y mayo.

Se trata de parte de la producción de la Cuenca Neuquina, con los bloques de Vaca Muerta a la cabeza, y los del Golfo San Jorge del segmento convencional que se llevan buena parte de las solicitudes.

Las petroleras vienen buscando oportunidades en el exterior, sobre todo en el último año, donde encontraron, en el caso de las que operan en Vaca Muerta, algunas oportunidades en medio de la caída del mercado interno.

La demanda de combustibles encierra una clave en esta mirada al exterior: Argentina se encuentra todavía un 10% por debajo de su demanda de combustibles habitual.

Esto llevó a que se generaran excedentes, ya que el grueso de la producción se centraliza en las destilerías de combustibles.

Ante esa merma en el consumo, producto de las restricciones del COVID-19, el incremento del precio por estos días, por encima los 60 dólares en el mercado mundial para el Brent, el crudo de referencia en el país, la salida al exterior es una oportunidad más que atrayente para las petroleras que buscan recuperar su flujo de caja luego de un año signado por la peor crisis de la historia.

De hecho, este cúmulo de posibilidades no es visto solo por las empresas productoras.

El gobierno nacional viene fogoneando con gobiernos provinciales y empresas productoras una ley de incentivo a las inversiones en el sector.

En el segmento de la producción petrolera, se busca un crecimiento de la producción nacional que genere los saldos suficientes para garantizar el suministro interno y comercializar los excedentes que sean un complemento de la balanza comercial.

Sobre este particular, Nación ve chances de estimular al sector petrolero, generar valor agregado y en el camino obtener más dólares para afianzar las reservas del Banco Central de la República Argentina.

Hasta hace dos meses, el secretario de Energía, Darío Martínez, mencionaba a la falta de un compromiso para incrementar la producción como un obstáculo para terminar de acordar ese marco normativo con las empresas petroleras.

En el inicio de las sesiones legislativas de marzo, el presidente Alberto Fernández anunció en el Congreso de la Nación que la ley sería relanzada.

Es lo que hoy discuten los gobernadores nucleados en la Organización de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi). Por ahora, el lineamiento general es de un marco que impulse un camino de ingreso de inversiones.

El Ministerio de Economía, en paralelo, anunció días atrás que flexibilizará el acceso a dólares que inviertan en el país, y entre ellos incluyó al sector hidrocarburífero.

La situación macroeconómica parece ser el principal escollo. Las operadoras saben sobradamente del potencial del shale oil de Vaca Muerta en el mercado mundial.

En esta nota

Comentarios