invierno

Europa se prepara para la crisis energética de este invierno

Los gobiernos europeos analizan medidas hacer frente a la escasez de energía durante el invierno ante la reducción del gas ruso.

Los gobiernos europeos esbozaron el lunes nuevas medidas para hacer frente a la posible escasez de energía este invierno y siguen tomando medidas urgentes para mejorar las redes energéticas con el fin de compartir el suministro, mientras los flujos de gas ruso siguen llegando a tasas muy reducidas en el contexto de la guerra de Ucrania.

España elaboró planes que podrían obligar a las industrias de alto consumo energético a cerrar en las horas de máxima demanda, Francia dijo que se estaba preparando para enviar gas a Alemania a partir de octubre, mientras que Berlín dijo que la potencia europea seguía en conversaciones sobre la ayuda estatal para la debilitada empresa energética Uniper.

Los compradores alemanes reservaron brevemente el lunes capacidad para recibir gas ruso a través del gasoducto Nord Stream 1, que en su día fue una de las principales rutas de suministro de gas de Europa, por primera vez desde que la línea se cerró hace tres semanas. Pero pronto abandonaron las solicitudes.

No estaba claro por qué los compradores habían presentado solicitudes de capacidad cuando Rusia no ha dado ninguna indicación, desde que cerró la línea, de que fuera a reanudarse pronto.

Rusia, que había suministrado alrededor del 40% del gas de la Unión Europea antes de su invasión de Ucrania en febrero, dijo que cerró el gasoducto porque las sanciones occidentales obstaculizaban las operaciones. Los políticos europeos dicen que es un pretexto y acusan a Moscú de utilizar la energía como arma.

Los precios del gas en Europa se han duplicado con creces desde principios de año debido a la disminución del suministro ruso. Los flujos de gas ruso a Europa a través de Ucrania, aunque muy reducidos, han continuado.

Pero la fuerte caída de las exportaciones de combustible ruso, en represalia por las sanciones occidentales por la invasión de Ucrania por parte de Moscú, ha hecho que los gobiernos se esfuercen por encontrar recursos energéticos, pero también que adviertan de que podrían producirse cortes de electricidad, en medio del temor a la recesión.

La economía alemana ya se está contrayendo y es probable que empeore durante los meses de invierno a medida que se reduzca o racione el consumo de gas, dijo el lunes el banco central del país. Añadió que es probable que la economía se contraiga, incluso si se evita el racionamiento total, ya que las empresas recortan o detienen la producción.

En Francia, las exportaciones de gas natural a Alemania podrían comenzar alrededor del 10 de octubre, dijo el jefe del regulador de energía CRE de Francia, tras el anuncio del presidente Emmanuel Macron de que los dos vecinos de la UE se ayudarían mutuamente con los flujos de electricidad y gas en medio de la crisis.

"El gas (hasta ahora) sólo fluía de Alemania a Francia, así que no teníamos las herramientas técnicas para invertir los flujos y ni siquiera teníamos un método para regular los precios", dijo la jefa de CRE, Emmanuelle Wargon, a la radio Franceinfo.

Mientras el grupo energético francés EDF se apresura a reparar los reactores nucleares afectados por la corrosión, las medidas "excepcionales" de este invierno podrían incluir cortes de electricidad localizados si el invierno es frío y los planes de EDF se retrasan, dijo Wargon. "Pero no habrá cortes de gas para los hogares. Nunca", dijo.

La ministra española de Industria, Reyes Maroto, dijo que obligar a las empresas que consumen mucha energía a cerrar durante los picos de consumo es una opción que está sobre la mesa este invierno si es necesario.

Las empresas serían compensadas económicamente, dijo en una entrevista con la agencia de noticias española Europa Press, añadiendo que no hay necesidad de imponer tales cierres ahora. Y los finlandeses fueron advertidos de que debían estar preparados para los cortes de energía.

"Como consecuencia de las grandes incertidumbres, los finlandeses deben estar preparados para los cortes de electricidad causados por una posible escasez de energía en el próximo invierno", dijo el operador de la red nacional Fingrid.

Como reflejo de las interrupciones causadas en todo el continente, la empresa finlandesa de distribución de energía Karhu Voima Oy dijo que se había declarado en quiebra debido a la fuerte subida de los precios de la electricidad.

Las importaciones europeas de carbón térmico en 2022 podrían ser las más elevadas en al menos cuatro años y podrían aumentar aún más el año que viene, afirmaron los analistas el lunes, poniendo de manifiesto la magnitud de la crisis energética tras las sanciones impuestas a su principal proveedor, Rusia.

Las importaciones europeas de carbón térmico este año podrían aumentar a unos 100 millones de toneladas, la mayor cantidad desde 2017, según Noble Resources International Pte Ltd, mientras que la agencia de precios de materias primas Argus espera que los envíos alcancen un máximo de cuatro años.

"Europa está retrocediendo en el tiempo", dijo Rodrigo Echeverri, jefe de investigación de Noble, en una conferencia.

Mientras tanto, los precios del petróleo caían más de un 1% el lunes, presionados por las expectativas de una menor demanda mundial y por la fortaleza del dólar estadounidense antes de una posible gran subida de los tipos de interés, aunque la preocupación por la oferta limitó el descenso.

El petróleo también se ha visto presionado por las previsiones de una menor demanda, como el pronóstico de la Agencia Internacional de la Energía de la semana pasada de que el cuarto trimestre tendrá un crecimiento nulo de la demanda.

En esta nota

Comentarios