Hidrógeno

Hidrógeno: el futuro de la Patagonia

El Parlamento Patagónico exigió una ley nacional de hidrógeno que brinde un marco para las inversiones anunciadas e incentive la mano de obra local.

El hidrógeno fue uno de los temas centrales de la última sesión ordinaria del Parlamento Patagónico. El debate tuvo lugar en Bariloche donde estuvieron presentes legisladores de las seis provincias que conforman la región. La preocupación pasó por la falta de una ley nacional que regule la producción del hidrógeno verde y se manifestaron a favor de una industria que genere empleos locales.

Gonzalo Medina Cabrera, director de Río Negro Invierte, fue el encargado de comenzar a hablar sobre las propiedades de esta energía y del proyecto que lleva adelante la administración de Arabela Carreras.

“Nosotros tomamos la transición energética en el marco del cambio climático y las políticas de mitigación viendo que los estudios locales e internacionales que estábamos desarrollando certificaban la eficiencia eólica, la disponibilidad de agua y de tierras para el asentamiento de estos grandes proyectos”, subrayó Medina Cabrera.

El funcionario destacó que en la zona andina aledaña a Bariloche se pudo estudiar cuatro puntos específicos y se elaboraron más de 18 modelos de diseño para la producción de hidrógeno verde en busca de que se transforme en una acción de mitigación de carbono, y que se convierta en un nuevo desarrollo económico para la región.

Río Negro propone unir todos los eslabones en una cadena de negocios y lograr una mayor capacidad instalada en la región. Pero para llegar a ese objetivo se deben definir estrategias. “Un requisito fundamental es que se cristalicen las normativas, que están muy avanzadas en distintas partes del mundo. Necesitamos un proyecto de ley nacional, que será vendrá en carácter de ley de fomento y que se prevé que en octubre llegue al Congreso Nacional. Esperemos que antes de fin de año tengamos una ley de hidrógeno, que nunca fue reglamentada y que le daría el marco de acción a las inversiones anunciadas”, consideró.

Medina Cabrera valoró que Río Negro avanzara con dos leyes que permiten acelerar las inversiones y brindad previsibilidad a las compañías. “Los marcos normativos son extremadamente necesarios para poder tener un campo de acción a la hora de poder sentarnos con las empresas a negociar”, afirmó.

hidrogeno-h2-generica-Hidrogeno-Verde-Azul.jpg

El mayor desafío es el transporte y almacenamiento del hidrógeno. Los esfuerzos están puestos en esos avances y en cómo armonizar los modelos de negocio de hidrógeno. “Los estudios internacionales arrojaron que Argentina tiene precios competitivos para poner la energía verde en Rotterdam y en Hamburgo, que son los principales puertos interesados en importar esa energía que ellos no tienen”, aseguró.

Otro de los puntos que destacó el director de Río Negro Invierte es la necesidad de contar con mano de obra local. “Estas industrias son de mano de obra intensiva y necesitamos capacitar a nuestra población en distintos focos de esos eslabones para que podamos absorber la mayor cantidad mano de obra local. Sabemos que en algún momento tendrá que venir conocimiento de afuera, pero debemos avanzar en capacitaciones”, aseveró.

En su presentación, Medina Cabrera ponderó que la producción de hidrógeno significaría múltiples beneficios para el país como la independencia energética de la región, y acceso a la energía para todos los habitantes; previsibilidad en los costos de energías actuales y futuras, y garantías de abastecimiento a largo plazo, entre otros beneficios.

“Tenemos una oportunidad histórica. El interés va creciendo dia a dia. Hay una necesidad energética y tenemos una gran oportunidad para cubrir una demanda mundial”, sostuvo el funcionario rionegrino.

El futuro: condiciones para aprender y crecer

  1. El director de Río Negro Invierte, Gonzalo Medina Cabrera, destacó que, si se quiere exportar hidrógeno, hay que tener una clara decisión de estar abocados a la transición energética. Ya que avanzar desde el punto netamente comercial, no es suficiente para los proyectos.
  2. En Argentina se consume un total de 400 mil toneladas de hidrógeno por parte de la industria agroquímica. “Ellos son los principales interesados en que los proyectos avancen para que puedan crecer”, afirmó el funcionario rionegrino.
  3. La producción estará marcada por su traslado. Según Medina Cabrera, lo ideal sería trasladar el hidrógeno a través de ductos o vía marítima, mientras se estudian otras tecnologías.

En esta nota

Comentarios